Pinochet es velado con honores militares en la Escuela Militar

(PL/Agencias).- El cadáver de Augusto Pinochet, fallecido ayer domingo en Santiago de Chile, es velado desde hoy en la Escuela Militar sin honores de Estado, pero con los homenajes que el reglamento del Ejército establece para sus ex comandantes en jefe.

El traslado del féretro con el cuerpo de Pinochet se concretó a las 04.00 GMT de este lunes, varias horas después de lo anunciado como medida de seguridad, dijo la policía, debido a los hechos de violencia que se desataron en el centro y otros sectores al caer la tarde y el comienzo de la noche.

Incluso, los aproximadamente 4.000 partidarios del ex dictador que se habían congregado frente a la Escuela Militar con velas encendidas y otros gestos de homenaje al ex general, habían disminuido en más de la mitad cuando finalmente se produjo el traslado, en medio de fuertes medidas de seguridad.

La carroza fúnebre con el féretro de Pinochet fue escoltada por motoristas y coches policiales, mientras autobuses con efectivos antidisturbios de Carabineros estaban apostados en puntos estratégicos del recorrido, de unos dos kilómetros.

El vehículo mortuorio era acompañado por varios automóviles que transportaban a los parientes y allegados más próximos del ex gobernante castrense.

De acuerdo a lo comunicado oficialmente por el Gobierno y el Ejército, Pinochet no recibirá honores de Estado en su funeral, pero el Ejército le rendirá los honores que su reglamento dispone para los ex comandantes en jefe.

La misa fúnebre está fijada para el mediodía del martes y posteriormente, el cadáver de Pinochet será incinerado y sus cenizas entregadas a su familia, de acuerdo a lo anunciado por el ministro Portavoz del Gobierno, Ricardo Lagos Weber.

«Es una figura que divide a los chilenos», dijo Lagos Weber al exponer las razones por las que el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet decidió no ofrecer a Pinochet honores de Estado ni declarar duelo oficial por su muerte.

La ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, será la única representante del Gobierno en las ceremonias oficiales.

El gobierno autorizó, no obstante, que en los recintos del Ejército se ice la bandera de Chile a media asta.

La muerte de Augusto Pinochet, a los 91 años, sacó nuevamente a la luz la división que su figura ha provocado entre los chilenos desde que irrumpió en la vida pública al encabezar el 11 de septiembre de 1973 el cruento golpe militar que derrocó al presidente socialista Salvador Allende.

Decenas de miles de detractores del ex dictador salieron a las calles de Santiago y otras ciudades de Chile para festejar la muerte del hombre a quien consideraban el peor de los tiranos.

Opositores brindan con champagne

Los brindis con champán, vino o cerveza menudearon en esas manifestaciones, que contrastaron con las expresiones de dolor de los partidarios de Pinochet, congregados frente al Hospital Militar, desde pocos minutos después que se informara de que el ex gobernante de facto había expirado.

Una descompensación generalizada terminó a las 17.15 GMT del domingo con la vida del hombre que gobernó a Chile con mano de hierro durante diecisiete años (1973-1990).

Durante la jornada hubo brotes de violencia, especialmente en las manifestaciones de los detractores, que fueron infiltradas por reducidos grupos de encapuchados que agredieron a la policía, destruyeron cristales, marquesinas del transporte urbano y otros bienes públicos.

Los incidentes se concentraron primero en la Plaza de la Ciudadanía, frente al Palacio de La Moneda, donde la policía logró dispersar a los encapuchados con chorros de agua y gases lacrimógenos y un número no cuantificado de detenidos.

Los manifestantes trataron de reagruparse en otros puntos céntricos de la capital chilena, en los que continuaron con los actos de vandalismo, que incluyeron al menos dos vehículos incendiados.

Entrada la noche, los incidentes se trasladaron hacia sectores periféricos, especialmente en los municipios populares de Huechuraba, Peñaolén y Estación Central, donde grupos de ciudadanos levantaron barricadas incendiarias y se enfrentaron con la policía.
También hubo incidentes, aunque de menor cuantía, en el puerto de Valparaíso y en la norteña ciudad de Iquique.

Para este lunes, en la Escuela Militar los actos oficiales están programados desde las 13.00 GMT, cuando se celebrará una primera misa por el fallecido ex dictador.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído