Tito Puente, Jr. en su mejor momento

El 2006 fue un año memorable para la carrera de Tito Puente, Jr. El heredero del gran maestro del mambo recorrió buena parte de Estados Unidos y el mundo, concretando 50 conciertos que resultaron agotados y participando en la serie de televisión Americana “One Life to Live”, aunque su más grande noticia fue ser padre de su primogénita Miranda Cristina.

“La experiencia de la televisión es un recuerdo para toda la vida”, dice Tito en referencia a su participación en “One Live to Live”, el show televisivo del que fue su fanático por años.

Entre sus actividades, el intérprete se sumó a las campañas de USO, la organización que tiene la misión de proveer ayuda y entretenimiento a las tropas de ejércitos alrededor del mundo. Durante el año pasado, Tito Puente, Jr. llevó su caluroso ritmo para alegrar los días de los soldados establecidos en España e Italia.

“He estado comprometido con USO desde el año 2001. Es un verdadero honor y uno de los mejores regalos de mi carrera el haber llevado mi música a hombres y mujeres de las fuerzas armadas en el lugar del mundo donde se encuentren”, confiesa.

“Y uno de los verdaderos desafíos del 2006 fue enfrentar el público del concierto de El Paso, en Texas”, recuerda el artista de su participación en el festival Music Under the Stars. “Más de 15 mil personas estaban presenciando el show, pero los nervios desaparecieron cuando la multitud empezó a repetir las letras de cada canción porque la mayoría también eran fanáticos de mi padre”, dice.

Además, durante el 2006, Tito se consagró como el “Rey de los Casinos” en Estados Unidos. Cada noche de elegancia y glamour, recibió el ritmo latino del mambo, especialmente en los casinos de la cadena Harrah’s donde continuará actuando durante este año.

“Otro de las noches memorables fueron las del Friar´s Club, un lugar nostálgico y muy prestigioso, donde el recuerdo de mi padre sigue vivo”, confiesa.

Y el 2007 no pretende ser menos en la vida del artista que prepara sus próximas apariciones con la Orquesta Sinfónica de San Antonio, mientras continúa agregando seguidores a su carrera, ésos que saben de la audacia del músico que trae en las venas, como su padre, el don de cautivar.

“Pero ante tanto, nada se compara con el nacimiento de Miranda”, comenta emocionado al hablar de su hija, asegurando que “ella es lo más importante, ya que mi vida cambió por completo y sólo espero verla crecer y desarrollarse. Ella es un ángel que envió mi padre para cuidarme. Fui bendecido con su llegada”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído