La cumbre entre EE UU, Canadá y México comienza en medio de fuertes protestas

(EFE).- La policía canadiense ha enfrentado con varias decenas de manifestantes a las puertas del hotel Chateau Montebello, donde se reúnen los líderes de EE.UU., Canadá y México, después de que los protestantes ocuparan la carretera que conduce al complejo hotelero.

Al menos dos personas han sido detenidas durante los enfrentamientos, en los que las fuerzas policiales se vieron obligadas a utilizar gases lacrimógenos contra los manifestantes.

Los concentrados exhibieron una variedad de pancartas, algunas reclamando el fin de la guerra de Irak con la salida de las tropas estadounidenses del país, y otras en contra de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPA), el proceso de integración de los tres países.

Dos días de cumbre

El presidente mexicano, Felipe Calderón, George W. Bush, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, se reúnen en Canadá para tratar temas como el de la inmigración ilegal, el cambio climático y los acuerdos de cooperación, en especial los relacionados con la seguridad.

La cumbre norteamericana de dos días parece carecer de un tema predominante, con la posible excepción de un nuevo esfuerzo estadounidense por poner fin a las sangrientas guerras entre narcos en México. El propósito general es la prosperidad económica, construida en torno de varios tópicos: seguridad fronteriza, competitividad con India y China, seguridad de los productos y soluciones energéticas.

Entre los temas más candentes de la cumbre también estará el contencioso entre Washington y Ottawa por el Paso Noroeste, vía marítima que comunica el Pacífico y el Atlántico por el archipiélago ártico canadiense. Canadá proclamó «aguas internas» el Paso en 1973, pero las principales potencias mundiales, con Washington a la cabeza, apuestan por que sean consideradas aguas territoriales, lo que habilitaría el paso libre de buques.

El encuentro, la tercera cumbre norteamericana de Bush, también permitirá revisar los temas discutidos en Cancún el año pasado como parte de la Reunión de Ministros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y analizar los avances logrados desde entonces, así como cuestiones técnicas de importancia como la unificación de procedimientos de cruces fronterizos y de pautas comerciales.

Los mandatarios probablemente también abordarán cómo contrarrestar el mensaje del presidente venezolano, Hugo Chávez, que encabeza un giro a la izquierda en Latinoamérica. Los tres tienen intereses estratégicos en promover la democracia en el continente.

La reunión se produce en un momentos en que el Gobierno estadounidense se dispone a ofrecer a México un importante plan de ayuda para luchar contra el narcotráfico y la violencia. Bush podría anunciar la propuesta parcial o totalmente durante la cumbre si se completan los detalle a tiempo.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, ha recortado su participación en la cumbre y regresará en la próximas horas a su país, un día antes de lo previsto, por la Yucatán, según fuentes diplomáticas mexicanas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído