Las FARC fueron los perdedores en el caso de Emmanuel

Las FARC fueron los perdedores en el caso de Emmanuel

Las FARC perdieron credibilidad internacional al ofrecer la liberación de Emmanuel, el hijo de la ex candidata a la vicepresidencia clara Rojas, cuando en realidad ese menor está bajo el cuidado de una entidad estatal infantil, según coincidieron ayer medios y analistas.

(EFE).-Por el contrario, los mismos observadores consideran «ganador» al presidente colombiano, Álvaro Uribe, que reveló que un niño, que desde el 2005 está bajo el cuidado del estatal Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), es el que las FARC ofrecían liberar en diciembre del año pasado.

Varios diarios colombianos hicieron hoy listas de «las mentiras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)» en intentos de paz de los últimos diez años.

Las FARC ofrecieron el pasado 18 de diciembre liberar a Clara Rojas, cautiva desde el 2002; a su hijo nacido hace más de tres años de una relación con un guerrillero, y a la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo, que está secuestrada desde el 2001.

El operativo fue ideado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que facilitó aeronaves, y estaba a cargo del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Pero el 31 de diciembre, tras varios días de retraso, el grupo rebelde argumentó supuestas operaciones militares en el sitio en el que se iban a liberar los secuestrados y ese mismo día el presidente Uribe indicó que un niño que estaba en poder del ICBF podría ser Emannuel y que se le realizarían pruebas de ADN.

El viernes pasado, la Fiscalía colombiana reveló los resultados preliminares de las pruebas de ADN que dieron una «alta probabilidad» de que el niño que recibió el ICBF en el 2005 en precarias condiciones era Emmanuel.

Ese mismo día, la FARC tuvieron entonces que reconocer que la criatura no estaba en su poder, si bien acusaron al Gobierno de «secuestrarla».

El diario bogotano El Tiempo, el de mayor tirada del país, afirmó en su editorial de hoy, titulado «El gran engaño», que «lo sucedido es un golpe bajo de las FARC a Hugo Chávez, que lesiona severamente su prestigio como mediador», al tiempo que destacó a Uribe como uno de los «ganadores» de la polémica.

«Si bien el desprestigio de las FARC no puede llegar más bajo, es difícil concebir algo más horripilante que despojar a una madre secuestrada de su hijo», expresó el matutino.

Subrayó que fue «un costoso error que tendrá serias consecuencias para las FARC».

Para el analista Alfredo Rangel, «la mentira de las FARC le costó la credibilidad y la poca imagen que podían tener ante los colombianos y la comunidad internacional, por haber mentido sobre la entrega de Emmanuel, un niño que ni siquiera tenían en su poder».

«Las FARC están demostrando que su cinismo no tiene límites y que ya están rayando en lo ridículo», declaró Rangel, director de la Fundación Paz y Democracia, a la emisora Caracol Radio.

Entretanto, el presidente de la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes, Mauricio Lizcano, afirmó que el presidente de Venezuela «quedó muy mal ante la comunidad internacional».

«Creo que ese show y esa parafernalia que él montó lo desgastó mucho y perdió credibilidad ante el pueblo colombiano», dijo el congresista, que es hijo de el ex parlamentario Oscar Tulio Lizcano, uno de los 45 políticos, soldados, policías y estadounidenses que las FARC tienen secuestrados.

El analista Rafael Nieto dijo al diario El Colombiano, de Medellín, que las FARC «para sacar ventajas militares mienten si tienen que mentir y sistemáticamente se aprovechan del afán de paz de la sociedad colombiana y del Gobierno para hacerle conejo a la sociedad colombiana».

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído