Tres días retenida en Barajas aunque tiene los papeles en regla

(PL).- Janaina Agostinho afrima que viajaba a Madrid para reunirse con su novio y disfrutar durante 20 días del paisaje y la comida españoles. No ha colado en la frontera y lleva tres dúias retenida en barajas, a la espera de ser devuelta a Brasil.

Como para ella, para cientos de brasileños viajar a nuestro país se está convirtiendo en una pesadilla.

En represalia por el trato a los brasileños y el aumento del número de deportados, las autoridades del Gobierno de Lula da Silva están empezando a impedir la entrada a ciudadanos españoles.

La historia de Janaina se repite cada día en los aeropuertos españoles. Esta joven brasileña de 27 años aterrizó el 10 de marzo en el vuelo 700 de Air Comet con el pasaporte en vigor, 500 euros en el bolsillo, sus reservas de hotel y su billete de vuelta.

Según asegura la ciudadana brasileña, los agentes le han comunicado que la devolverán a su país el domingo y, por tanto, deberá permanecer siete días encerrada entre cuatro paredes.

Para entrar en España, Interior exige el pasaporte en vigor, una reserva de hotel pagada o una carta de invitación y 540 euros como mínimo o 60 euros por día.

El pasado mes de mayo se endurecieron los requisitos, se subieron las cantidades requeridas y las cartas de invitación las pasó a realizar la Policía en lugar de un notario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído