El matrimonio Bruni-Sarkozy, fruto de una cita amañada

El matrimonio Bruni-Sarkozy, fruto de una cita amañada

El flechazo de Carla Bruni y Nicolas Sarkozy no fue una casualidad. El presidente o sus amigos arreglaron un encuentro entre la cantante y el jefe de Estado de Francia, con el objetivo de que se enamoraran. Lo ha contado la primera dama de Francia en el libro La verdadera historia de Carla y Nicolás, que sale a la venta mañana.

«Él y yo éramos los únicos solteros de la cena. Enseguida comprendí que era una bind date (una cena arreglada)», explica Carla Bruni en uno de los estractos del libro, publicados hoy por la prensa francesa.

En realidad, la cena fue organizada por el antiguo asesor electoral del ex presidente socialista François Mitterrand. El propio Sarkozy le pidió que le preparara un encuentro «con su banda» (en referencia a sus amigos de izquierdas). La estrategema funcionó.

El flechazo «fue inmediato. No me esperaba alguien tan divertido, tan vivo. Su físico, su encanto, su inteligencia me sedujeron. Tiene cinco o seis cerebros increíblemente irrigados», explica Carla en un fragmento reproducido por el semanario Le Point y el diario Le Parisien.

Sobre la rapidez con la que se desarrolló su relación, que acabó en matrimonio pocos meses después de que el presidente se divorciara de su segunda esposa, Bruni también dice: «No es mi estilo, pero él va muy, muy deprisa».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído