Cerrado el segundo oleoducto de Colombia por dos ataques nacoterroristas de las FARC

(PL).- El bombeo de petróleo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante de Colombia, ha quedado paralizado por dos ataques perpetrados por narcoterroristas de las FARC, que rompieron la tubería y provocaron el derrame del crudo, según informó el domingo una fuente de la empresa estatal Ecopetrol.

El primer ataque fue perpetrado el sábado cerca del pueblo de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, 480 kilómetros al noreste de Bogotá. El segundo se cometió ayer, cerca del municipio de Arauquita, en el departamento de Arauca.

El oleoducto, de 780 kilómetros de longitud, transporta unos 96.000 barriles al día, que se producen en los campos de Caño Limón, en la frontera con Venezuela.

En estos campos y hasta el puerto de Coveñas, en el Mar Caribe, opera la compañía refinadora estadounidense Occidental Petroleum Corp.

Aún no ha sido posible determinar el impacto que estos ataques tendrán sobre la producción en el campo y las exportaciones de crudo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído