¿Qué pasaría si se marcharan de España todos los inmigrantes?

¿Qué pasaría si se marcharan de España todos los inmigrantes?

(PL).- ¿Qué pasaría si por un día nos quedásemos sin inmigrantes? ¿Quién se imagina en pleno siglo XXI un supermercado, un bar o unos empleados de limpieza que no sean inmigrantes? ¿Quién ocuparía esos puestos que nadie quiere y que son claves para el crecimiento de la sociedad?

Nos propone Guillermo Moreno en La Nación que hagamos un caso práctico con las tres comunidades más ricas de España. Madrid tiene 6.254.000 habitantes, con 991.259 inmigrantes, lo que supone un 15,84% de la población total.

Cataluña, con 7.354.441 habitantes tiene 1.098.000 inmiograntes, lo que supone un 15% de la población total y la Comunidad Valenciana, con 5.016.348 habitantes, tiene 838.224 inmigrantes censados, lo que supone un 16,70 % de su población.

¿Qué pasaría si todos estos inmigrantes dejasen por un día sus puestos de trabajo? ¿Quién ocuparía sus pocos remunerados puestos?¿Soportaría la sociedad que un 15 % de la población dejase de trabajar?

La Cruz Roja de Valladolid ha profundizado en el tema de la inmigración en el mercado laboral y ha llegado a la conclusión de que la presencia de los inmigrantes es “clave”. También incide en que “aún persiste la estigmatización del inmigrante en empleos no cualificados aunque imprescindibles”.

‘UN DIA SIN INMIGRANTES’.

La campaña ‘Un día sin inmigrantes’ nació después de que se conociera la huelga de los inmigrantes de 2006 en Estados Unidos que pretendía sensibilizar sobre la importancia que este colectivo tiene en el mundo laboral.

A través de imágenes cotidianas y actividades del día a día, la campaña muestra los servicios que aportan los inmigrantes en las empresas españolas y cómo interaccionan con los “trabajadores
y trabajadoras locales”.

Esa importancia que tiene los inmigrantes pero que parece que la gran mayoría no aprecia es lo que quiere hacer ver la Cruz Roja de Valladolid.

Angel Gil Pérez, presidente de Valladolid Cruz Roja Española ha sido quién ha expuesto estas conclusiones en la inauguración de la campaña “Un día sin inmigrante”, donde afirmó que en Castilla y León hay más de 70.000 inmigrantes afiliados a la Seguridad Social, de los que en torno a 13.500 están en Valladolid.

LA MITAD DE HOSTELERIA, AGRICULTURA, CONSTRUCCION Y LIMPIEZA

La conclusión más clara que se extrae del tema de la inmigración y el mercado laboral es que se han convertido en pieza clave. Sus puestos de trabajo son los que desde hace tiempo no quieren los ciudadanos españoles por su baja remuneración y su poca inestabilidad. Sobre todo en sectores como hostelería, agricultura, construcción, limpieza, servicio doméstico y cuidado de mayores, los porcentajes de ocupación por partes de inmigrantes llega a superar el 50%.

Prácticamente es imposible ver un/a empleada de hogar español o un camarero, salvo los muy veteranos o en restaurantes de postín, que no sea una persona sudamericana

HUYEN DE LA MISERIA

Cecilio Vadillo, subdelegado del gobierno en Valladolid destacó que la inmigración es un tema que “ha de hacer reflexionar a todos”, sobre todo después de los tristes sucesos de las últimas fechas con las muertes de subsaharianos en las pateras en su intento de llegar a España.

Vadillo señaló que los inmigrantes “huyen de la miseria” cuando se embarcan en este tipo de aventuras en las que “se juegan la ida y, a veces, la pierden”.

Además, destacó que España no habría crecido tanto en los últimos años “sin el papel de los inmigrantes” y recordó que los españoles también fueron emigrantes y el regreso a España de los que se fueron permitió “un desarrollo económico”.

NECESARIA

Lo que parece claro es que la inmigración es necesaria pero de un modo ordenado, desde la legalidad y controlando la acogida. El tema de la integración también es importante, porque deben amoldarse a una nueva cultura, unos nuevos hábitos y, conservado sus tradiciones y costumbres, aceptar las nuevas del país que los ha acogido.

Además, en estos momentos de crisis, los inmigrantes, dado sus bajas remuneraciones, son uno de los colectivos más afectados.

Otro de los datos positivos de la inmigración es que son muy importantes para evitar el fenómeno de la despoblación. Dada la escasa natalidad que hay en España, los inmigrantes son los que están haciendo que la población española no se estanque y se quede en crecimiento cero.

Luego está el tema de la integración y el sentimiento de permanencia en el país que les da cobijo. Lo que está claro es que cuando los inmigrantes crean raíces en un país y crean un proyecto de familia, con la compra de una vivienda y se empiezan a considerar “españoles “la integración es mucho más rápida y sencialla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído