Artistas latinos maravillan en Hollywood por ser bilingües y disciplinados

La actriz puertorriqueña Lillian Hurst, con una carrera en cine y teatro de más de 40 años, aseguró a Efe que el artista latino «es más querido» y tiene más oportunidades en Hollywood por ser «bilingüe y disciplinado».

(EFE).-Por su dominio del español e inglés, Hurst fue escogida para intervenir en las series de televisión «Lost», «Mad about you» y «Ugly Betty», y para las películas «Sleepstalker» (1995), «Melting Pot» (1998), «Bread and roses» (2000), «Orange County» (2002) y «Criminal» (2004), entre otras.

Antes de trabajar en cine, participó en obras de teatro en español e inglés en Nueva York, lo que le dio ventaja sobre los actores que sólo dominaban un idioma.

«El artista latino, más bien el puertorriqueño, por su manera de ser, es bien querido porque es bilingüe y disciplinado, por lo que los americanos quedan maravillados», dijo Hurst, la «Carmen Reyes» de «Lost», «Phyllis» en «Mad about you» y «Yolanda» en «Ugly Betty».

Pero a pesar de la cotización de los actores bilingües, según Hurst, hay que «buscar nuevas alternativas para trabajar en cine y televisión a un costo más viable» en Latinoamérica.

«Hay que buscar nuevas soluciones, porque historias las hay. Lo que más hay son historias, pero ahora falta quien las adapte al cine», sostuvo en una entrevista en el Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR), donde será homenajeada por su carrera el próximo 13 de agosto por la Fundación de Cine del país caribeño.

La actriz mencionó el talento, la fe, la disciplina y la mentalidad positiva como las cualidades más importantes que deben tener los actores jóvenes para alcanzar el éxito.

Recordó que cuando llegó a la llamada «meca del cine» pensó que tenía que cambiarse el apellido pero que no lo hizo cuando comprobó que ningún colega lo tenía y trató de sacarle provecho.

Cuando acudía a las audiciones «para papeles de latina», decía que su apellido era anglosajón pero «que era latina de corazón».

Recordó que de estas cosas del idioma y los nombres bromeaba con su «gran amigo» Raúl Juliá (1940-1994), que temía siempre que lo fueran a llamar «Raul Julia».

«A mí lo que me gusta de Hollywood es que respetan al artista, aunque el verdadero artista lleva una vida austera y solitaria», sostuvo.

Por otra parte, afirmó que le gustaría trabajar en películas animadas, pues domina también el cambio de voces para diferentes personajes y por comodidad.

«Sería una ventaja porque no tendría que maquillarme y arreglarme», dijo.

La actriz destacó que le gustaría actuar en un filme puertorriqueño, pero que dependerá «de quién dirija y escriba la película».

«El cine de Puerto Rico es el futuro nuestro. Las películas que están haciendo son divinas», indicó.

Hurst comenzó su carrera en Puerto Rico en la década del 60, la «época dorada» de la televisión, en su opinión.

Tras el éxito que logró en el país caribeño, Hurst decidió trabajar en novelas en Perú, donde inició su carrera internacional.

«Yo no quería dejar Puerto Rico, pero me dijeron que tenía que internacionalizarme por los cambios en la tecnología», recordó.

La actriz mencionó que entre sus próximos proyectos está el lanzamiento de un libro anecdótico, «Mega Hurst», que estará lleno de «mucho humor» y en el que ha «podido transformar las cosas negativas a positivas y seguir adelante».

También está próxima su participación en la película peruana «Un mundo para Julius», aunque desconoce cuando comenzará a rodar.

Tras el homenaje que recibirá de parte de la Fundación de Cine de Puerto Rico, Hurst viajará a Hawai para continuar trabajando en la serie «Lost».

Describió la isla del Pacífico como «igualita» a Puerto Rico por el «clima, los olores del ambiente y la comida».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído