Una derrota en los comicios regionales acabaría con las mejoras sociales, dice Chávez

Una derrota en los comicios regionales acabaría con las mejoras sociales, dice Chávez

El presidente venezolano, Hugo Chávez, volvió a alertar ayer a sus seguidores que una eventual y «negada» derrota en las elecciones regionales del próximo noviembre significaría el fin de las mejoras sociales «revolucionarias», que «garantizan alimentación, salud y educación» para el pueblo.

(EFE).-«Todo esto se acabaría, porque ellos (la oposición) son capitalistas (…) privatizarían» los entes de salud y educativos creados con las llamadas «misiones» o programas sociales de su Gobierno, declaró Chávez en su dominical programa de radio y televisión «Aló Presidente».

El mandatario sostuvo que los candidatos opositores a las elecciones regionales y municipales del próximo 23 de noviembre «son los rostros del pasado», y representan los intereses del imperio en Venezuela que, agregó, solo busca saquear a este país petrolero.

«Nosotros no podemos perder ninguna elección, porque el daño que le harían (los políticos de oposición) al país sería 10.000 veces peor que el que ya le causaron (en anteriores administraciones), eliminarían todos los programas sociales», repitió Chávez.

El jefe del Estado lanzó este domingo la «Misión 13 de abril», con la cual pretende acelerar la instauración del «socialismo del siglo XXI», que promueve como el único camino a la paz, justicia y equidad.

El nuevo programa social nace con una partida aprobada de 400 millones de bolívares fuertes (186,04 millones de dólares), que financiarán 123 proyectos en ocho regiones del país, de acuerdo a los datos oficiales.

La «Misión 13 de abril» proyecta el desarrollo de tres aristas: la infraestructura social (programas sociales) la infraestructura física (vivienda y urbanismo) y la infraestructura económica, esta última a través de la promoción de «microunidades de producción» y de empresas comunales.

Chávez aseveró que el programa social está respaldado por varios de los 26 decretos-leyes que aprobó a finales de julio pasado, y que son rechazados por gremios profesionales y partidos de oposición por considerarlos «inconstitucionales».

Puso como ejemplo que una comunidad puede constituir una «fábrica de cemento, que sería de propiedad comunal», un nuevo concepto amparado por un decreto-ley, y que ofrecería el producto para la construcción de viviendas y la «constitución de comunas».

«Señores de la oligarquía, seguiremos haciendo leyes para el desarrollo del pueblo, para luchar contra la exclusión, contra la pobreza», reiteró Chávez.

Gremios profesionales anunciaron que iniciaron hoy la recolección de un «millón de firmas» en todo el país para apoyar un recurso que presentarán ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en contra del paquete legislativo decretado por Chávez.

Varios gremios profesionales y sectores políticos de oposición señalaron que el llamado «paquetazo» no solo «viola principios constitucionales», sino que además pretende implantar algunas de las propuestas de reforma de la Carta Magna presentadas por Chávez en 2007 y rechazadas en el referendo popular del pasado 3 de diciembre.

Por su parte, el líder de la patronal Fedecámaras, José Manuel González, dijo que «pareciera que llegó el comunismo» a Venezuela con la aprobación de los decretos-leyes, que afectan las áreas de la producción agrícola, vivienda, propiedad social y la Fuerza Armada, entre otras.

Los 26 decretos-leyes forman parte de un conjunto de 65 normas dictadas por Chávez durante los 18 meses de vigencia de los poderes especiales que en enero de 2007 le otorgó la Asamblea Nacional (AN), de 165 miembros, casi todos afectos al oficialismo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído