Se denuncia a sí mismo para que lo deporten a su país

(PD).- Un inmigrante brasileño llamó al 091 enla madrugada de año nuevo para denunciar su situación irregular, con el fin de que la policía lo detuviera y abrieran un proceso de deportación a su país. «Buenas noches, estoy en situación irregular. Quiero volver a mi país (Brasil) aunque para ello tenga que cometer un hecho grave».

Esas fueron las palabras que sonaron al otro lado del teléfono en una comisaría malagueña cuando un agente contestó a una llamada nocturna.

Según publica sur.es, ocurrió durante la madrugada de Año Nuevo. Una noche tranquila, de resaca y descanso después de los excesos de la Nochevieja. ¡Riiiing! Uno de los teléfonos de la sala del 091 de la Comisaría Provincial de Málaga comenzó a sonar. Un agente acostumbrado a ser interlocutor de la policía con la ciudadanía descuelga el auricular.

-«Buenas noches, estoy en situación irregular. Quiero volver a mi país (Brasil) aunque para ello tenga que cometer un hecho grave». El inmigrante sólo quería que fuesen a detenerlo para que se incoara un procedimiento de expulsión y así regresar a su tierra, comentaron fuentes policiales.
…desde una cabina

El funcionario de la sala, un tanto atónito por el pedido, le preguntó dónde estaba. El inmigrante irregular llamaba desde una cabina situada en la avenida de La Luz. El policía envió a la patrulla más cercana a buscarlo. Podía tratarse de una broma y que, al llegar, no hubiese nadie. Pero no. Allí estaba. Cuando llegaron los agentes, el brasileño aún se encontraba en la cabina, esperando a que lo detuvieran. Los policías lo arrestaron por infracción a la Ley de Extranjería. Su objetivo final, conseguir la repatriación a Brasil, ya está un poco más cerca.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído