Detenida una banda que organizaba matrimonios de conveniencia para obtener la residencia en España

Detenida una banda que organizaba matrimonios de conveniencia para obtener la residencia en España

Cinco hombres de entre 22 y 33 años de origen hindú, y una portuguesa de 23, han sido detenidos en Murcia como componentes de una banda dedicada a la organización de matrimonios de conveniencia, que según las investigaciones había certificado al menos 80 enlaces.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Murcia informaron hoy de que los integrantes de este grupo realizaban los trámites administrativos para realizar los matrimonios en Portugal, y luego las esposas se desplazaban a España, donde pedían la residencia como ciudadanas europeas.

Una vez conseguido ese trámite solicitaban el reagrupamiento familiar, según las pesquisas realizadas por agentes de la Brigada de Extranjería de Murcia, que comenzaron las investigaciones tras detectarse la acumulación de trámites de regularización de matrimonios celebrados entre hindúes y portuguesas, en el mismo registro civil de una ciudad portuguesa próxima a Oporto.

Los agentes consiguieron averiguar que uno de los ciudadanos indios ahora detenidos era el encargado de preparar los trámites para que compatriotas suyos se casaran con ciudadanos de la Unión Europea, para conseguir finalmente la regularización administrativa por agrupamiento familiar.

Una vez obtenida la regularización, muchos de estos nuevos residentes se incorporaban a la trama de la organización captando nuevos clientes, a los que cobraban unos 12.000 euros, de los que entre 1.500 y 5.000 pagaban a la ciudadana europea que se prestaba al fraude.

La operación policial se realizó el 16 de febrero y se procedió a la detención de los seis integrantes de la banda, aunque la investigación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevos arrestos.

A los detenidos se les imputan los delitos de asociación ilícita, favorecimiento de la inmigración ilegal y falsedad documental, y han sido puestos a disposición judicial.

Los integrantes de la banda se habían desplazado a Murcia, entre otras ciudades españolas, y se alojaban en casas de desconocidos que cobraban por empadronarse en las casas y que cobraban por el «alquiler», con el fin de realizar la tramitación administrativa del reagrupamiento familiar.

En Murcia, se ha localizado hasta el momento el fraude en cerca de 80 matrimonios realizados en Portugal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído