Enigmas y Misterios

Hollywood: las muertes más misteriosas de la Meca del Cine

En Hollywood, se han desencadenado los crímenes más famosos de la historia. Siempre, rodeadas de teorías de conspiración, algunas de ellas descabelladas y otras más realistas.  

Todo atrae de Hollywood. Desde las historias de amor, a las peleas, pasando por chanchullos de actores y directores, pero nada más que el misterioso fallecimiento de algún famoso.

Hollywood alberga multitud de cuentos sobre muertes inexplicables y crímenes de grandes dimensiones.

Las repentinas desapariciones de cineastas y artistas están siempre rodeadas de teorías conspiratorias, algunas de ellas descabelladas y otras más o menos realistas.

La Meca del Cine puede esconder muchos secretos, tan trágicos, como aterradoras.

Estas son algunas de las historias que corren por Los Angeles y estos son sus desventurados protagonistas:

Marilyn Monroe

La prematura muerte de la rubia más emblemática del cine, a los 36, es una de las que más dudas y teorías ha desatado. La información oficial es que fue un probable suicidio por sobredosis de pastillas. Sin embargo, desde el momento en que las autoridades se hicieron presentes en el lugar de la muerte de Marilyn Monroe, el 5 de agosto de 1962, hubo pruebas y testimonios contradictorios.

La hipótesis del asesinato ha sido sostenida por diversos investigadores y estaría conectada con la relación que Monroe mantenía con la familia Kennedy. Una de las teorías más difundidas es que Marilyn habría amenazado con contar a la prensa que tenía una relación con John y Robert Kennedy, al mismo tiempo, y que por este motivo Robert habría encargado que le suministraran una inyección letal, simulando que fue un suicidio.

David Carradine
El actor, conocido por su papel de Kwai Chang Caine en ‘Kung Fu’, fue encontrado a los 72 años en su habitación de un hotel de Bangkok. El general de la policía metropolitana de la capital, Worapong Siewpreecha, señaló que el actor fue encontrado desnudo con una cuerda atada al cuello, otra a los genitales y ambas al armario. Al principio se creyó que fue un suicidio, pero la autopsia lo descartó por la forma en la que su cuerpo estaba atado, revelando que su muerte fue causada por asfixia autoerótica.

«No hay rastro de pelea en la habitación del hotel y la habitación estaba cerrada por dentro. Tampoco había señales de magulladuras en el cuerpo. Parece que su muerte fue resultado de un accidente mientras se masturbaba», aseguraron las autoridades tailandesas. Pero, ¿estaba solo o alguien lo ayudó y se le fue de las manos?

Natalie Wood

Fue el rostro de “Rebelde sin causa” y “West Side Story”, pero su fama como actriz está la altura del misterio en torno a su muerte, a los 43 años. El 29 de noviembre de 1981, Natalie Wood y su esposo Robert Wagner estaban en su yate junto al actor Christopher Walken, celebrando un fin de rodaje. Habían bebido demasiado champagne. La versión oficial dice que Wood cayó de la embarcación y se ahogó.

Pero en 2011 se conocieron testimonios del capitán del yate que dieron pie a nuevas hipótesis: Robert Wagner habría empujado a su esposa en medio de una pelea, lo que hizo que cayera al agua. Wood no sabía nadar y su esposo no intentó ayudarla.

George Reeves
Famoso por haber interpretado a Superman en la serie de televisión de la década de los 50, su muerte es una de las más misteriosas. Las versiones oficiales de la policía determinaron que el actor se había suicidado en su habitación (en Benedict Canyon, Los Ángeles), mientras su novio y algunos amigos estaban de fiesta en el salón. No obstante, la madre del actor no se creyó nada e inició una investigación privada que determinó que el arma utilizada no tenía ningún tipo de huella dactilar, ni siquiera las del propio actor, que el casquillo de la bala fue encontrado debajo del cuerpo, y que, además, se encontraron dos agujeros de bala más en el piso.

Los más allegados aseguran que fue asesinado por la mafia por orden de su examante, la actriz Toni Mannix, que estaba casada con Eddie Mannix, jefe del estudio de la Metro-Goldwyn-Mayer. Otras versiones explican que fue un accidente provocado por su estado de embriaguez y la discusión con su prometida, Leonore Lemmon. La policía no cambió nada del informe.

Grace Kelly

Si Hollywood alguna vez pudo jactarse de tener una princesa, fue en tiempos de Grace Kelly. La musa de Alfred Hitchcock había dejado la gran pantalla para convertirse en la esposa del Príncipe Raniero III de Mónaco, a mediados de los ’50. Pero el 14 de septiembre de 1982, Kelly y su hija menor, Estefanía, iban por una carretera cercana a Mónaco y un accidente vial acabó con la vida de la actriz. Tenía 52 años.

Fuertes rumores aseguraron por años que en realidad era Estefanía, de 17 años, quien manejaba y que el accidente se habría provocado luego de una discusión con su madre.

Heather O’Rourke

Quizás su nombre no haya sido tan famoso, pero sí su rostro. La pequeña tenía solo 4 años cuando Steven Spielberg vio en ella a la futura protagonista de “Poltergeist”. Tenía 7 años cuando se estrenó la primera película, en 1982. Luego vinieron dos continuaciones, una en 1986 y la última en 1988. Durante ese tiempo, O’Rourke filmó también películas para televisión y participó de algunos programas de TV.

Pero su destino quedó trunco cuando, con tan solo 12 años, y antes de culminar el rodaje de “Poltergeist III”, falleció de un paro cardíaco, producto de una obstrucción intestinal, causada probablemente por un defecto de nacimiento. Sin embargo, su prematura muerte hizo crecer una leyenda urbana sobre la maldición del film. Al temprano fallecimiento de Heather, se sumó el asesinato de Dominique Dunne (que encarnaba a hermana mayor) y la muerte de otros dos actores, uno por cáncer y otro en medio de una cirugía.

Bob Crane
Conocido por la ‘sitcom’, ‘Los héroes de Hogan’, ambientada en un campo de prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial, el actor fue encontrado en la habitación del motel de Arizona donde se alojaba durante una gira. Tenía 49 años y fue apaleado hasta la muerte con un objeto que, según los forenses, podría haber sido el trípode de una cámara, y estrangulado con un cable eléctrico.

Su hijo mayor, Robert, publicó un libro sobre el incidente llamado ‘Crane: Sex, Celebrity and My Father´s Unsolved Murder’ donde lo describía como un adicto a la pornografía, además de tener un apetito sexual voraz. En 2015, un reportero llamado John Hook reabrió el caso y ordenó analizar nuevas pruebas de ADN encontradas en el coche del intérprete, con la esperanza de que las nuevas tecnologías pudieran ayudar a cerrar el caso. Aunque eran del mismo tipo de sangre, no coincidían con las que el jurado ya conocía. El asesinato sigue sin resolverse y se llevó a la gran pantalla en 2002 en la película ‘Desenfocado’.

Brittany Murphy

Fue en 2009 cuando el mundo se sorprendió por la muerte de Brittany Murphy, a los 32 años. Hubo muchas teorías sobre las causas de la muerte de la actriz de “Clueless” y “Ni una palabra”. Primero se dijo que había sido una neumonía, agravada por anemia e intoxicación con distintas sustancias. Pero solo cinco meses más tarde, el marido de la actriz también falleció y por las mismas causas.

Esto reabrió la investigación y se llegó a la conclusión de que ambos se habían intoxicado por un hongo tóxico presente en su hogar, producto de una construcción deficiente. ¿Pero fue eso lo que pasó?

En 2013, nuevos análisis revelaron que el cuerpo de Murphy contenía 10 tipos de metales distintos, usados en los venenos para ratas. Esto hizo que muchos consideren viable la hipótesis del asesinato, incluido su padre, quien cree que la madre de la actriz pudo estar involucrada en la muerte de su hija.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído