Triunfan «El Juli» y Perera, empatados a dos orejas en Huelva

Triunfan "El Juli" y Perera, empatados a dos orejas en Huelva
. EFE/Archivo

Los diestros Julián López «El Juli» y Miguel Ángel Perera cortaron dos orejas cada uno en el segundo festejo del ciclo colombino de Huelva, en el que José Antonio «Morante de la Puebla» paseó también un apéndice.

FICHA DEL FESTEJO.- Dos toros -primero y tercero- de Ana María Bohórquez y cuatro de Santiago Domecq, el último como sobrero, justos de presencia, flojos y manejables.

José Antonio «Morante de la Puebla»: estocada caída (oreja); y media y dos descabellos (ovación tras dos avisos).

Julián López «El Juli»: estocada (dos orejas); y estocada y descabello (ovación).

Miguel Ángel Perera: estocada (dos orejas); y metisaca, estocada y descabello (ovación tras aviso).

En cuadrillas, Juan Sierra y Guillermo Barbero saludaron en el sexto.

Antes de romper el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo de los toreros onubenses Juan Posada, Antonio Borrero «Chamaco» y Manuel Morales «Quitín».

A continuación los periodistas Carlos Herrera, Roberto Gómez y Antonio Jiménez, leyeron un manifiesto en solidaridad con la afición catalana y la libertad de poder asistir a las corridas de toros.

La plaza tuvo tres cuartos de entrada en tarde de calor.

—————————

«JULI» Y PERERA, DE TÚ A TÚ

Los mejores momentos de la actuación de «Morante de la Puebla» fueron las bellas verónicas con las que recibió al cuarto, con el que también se gustó en unos doblones por abajo en el inicio de faena de muleta. Pero el toro comenzó a quedarse más corto y la faena bajó enteros.

A su primero, un animal que seguía con fijeza la muleta, lo toreó a media altura con la mano derecha, sacando algunos pases de cierta estética. Al natural no llegó a acoplarse. Pese a la estocada caída cortó una oreja.

«El Juli»se lució en un largo recibo por verónicas a su primero, al que toreó a media altura sobre ambas manos, destacando una serie de cuatro naturales y el de pecho de extraordinaria lentitud. Un epílogo con ayudados por bajo muy toreros dio paso a una gran estocada le sirvió para cortar las dos orejas.

Y sólo pudo estar voluntarioso con el quinto, toro soso y cortito de embestida, que no le obligó a abreviar.

Perera, que instrumentó un bonito quite por tafalleras con gaoneras a su primero, abrió faena de muleta con un pendulazo en los medios ligados a varios derechazos por delante de notable enjundia. Se acopló el torero por los dos pitones, mejor aún en la distancia corta en las postrimerías. Faena vibrante premiada con el doble trofeo.

Con el sobrero, toro muy quedado, Perera cuajó una faena de más a menos que no tuvo refrendo con la espada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído