Se publica la primera biografía sobre el ex líder montonero Mario Firmenich

Se publica la primera biografía sobre el ex líder montonero Mario Firmenich
Fotografía de archivo del ex líder Montonero, Mario Firmenich. EFE/Archivo

Mario Firmenich, ex líder de la organización Montoneros, que arrastra una «leyenda negra» que le ha marcado durante décadas, ha recobrado actualidad en Argentina con la publicación de su biografía, la primera que aparece sobre su figura.

«Firmenich, la historia jamás contada del jefe montonero», de los periodistas Felipe Celesia y Pablo Waisberg, una biografía no autorizada basada en tres años de investigación y en más de cien entrevistas, se adentra en los apoyos que el ex guerrillero argentino recibió durante los años 70, las claves de su derrota y los motivos que le marcaron como «hombre maldito».

El texto recorre la vida de Firmenich desde su infancia, sus estudios en el Colegio Nacional Buenos Aires, el más tradicional del país, su férrea condición de católico, sus vínculos con sacerdotes, su conversión al peronismo y su vida actual en España como docente universitario.

Firmenich «es la bestia negra de la política argentina del siglo XX», sostienen los autores en la introducción del libro, donde señalan también que tal «condena» se debe a su fracaso como guerrillero.

«Su revolución inconclusa dejó a la organización político-militar que más apoyo tuvo en la Argentina diezmada y sin amparo. Los errores estratégicos dilapidaron su capital político y desaprovecharon un crecimiento de frentes de masa inusual en el país. Cuando debió hacer política, abrazó las armas, y cuando quiso hacer política, ya no había margen», afirman los autores.

«Fue producto de una Argentina totalitaria, extrema, y sus aportes también totalitarios y extremos»; además, fue uno de los tres jefes de la organización que sobrevivieron a la represión de la dictadura y «siempre deberá rendir cuentas por no haber caído», continúan.

Surgida en la década de los 70 como una corriente nacionalista del Partido Justicialista (peronista) -actualmente en el Gobierno argentino-, Montoneros se volcó en la lucha armada y terminó por ser expulsada del partido en 1974.

Como jefe de la organización, Firmenich se constituyó, según Celesia, como «uno de los actores políticos más importantes de la década del 70» antes de que se iniciara su leyenda negra, alimentada por rumores como que fue un «doble agente» de la dictadura, aunque los autores aseguran no haber encontrado «nada» que pruebe esa condición.

Tampoco han encontrado pruebas de que Firmenich, que ahora tiene 62 años y reside en Cataluña, viva «como un príncipe con el dinero de los secuestros» perpetrados por la guerrilla.

«Después de que Montoneros pasó a la clandestinidad y su conducción se exilió en el exterior, se dedicó a las relaciones internacionales para presionar sobre la dictadura argentina» (1976-1983), explica a Efe Felipe Celesia.

Estrechó vínculos con Cuba y Palestina y, en 1977, fue recibido junto a otros militantes por el dirigente socialista Felipe González, quien luego se convertiría en presidente del Gobierno español, y tejió relaciones con el ex presidente francés Francois Mitterrand.

En 1984, cuando el guerrillero residía en Brasil y el Supremo Tribunal Federal del país concedió su extradición a Argentina, recibió la «solidaridad» del hoy presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, entonces líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Lula calificó de «absurda» la medida, pidió protección para Firmenich al Alto Comisionado de las Naciones Unidas (Acnur) y participó en una manifestación en su apoyo, según el libro.

La biografía revela la existencia de un tema del cantante español Joan Manuel Serrat titulado «La montonera», que no se lanzó comercialmente pero que fue incluido en un casete grabado en 1980 por Montoneros como parte de sus «operaciones de propaganda» contra la dictadura militar, que dejó un saldo de 30.000 desaparecidos en Argentina.

«Es un personaje bastante particular, dogmático y distante. Estaba dispuesto a matar, pero también a morir, y a cambiar las cosas con violencia y muerte. Pero hay que ubicarlo en el contexto de la época», apuntó Celesia sobre Firmenich, quien se niega a dar entrevistas a periodistas locales y rechazó colaborar para el libro.

En 1987, un tribunal le condenó a 30 años por el secuestro en 1974 de los empresarios argentinos Juan y Jorge Born, y en 1989 volvió a ser sentenciado por el homicidio en 1979 del empresario Francisco Soldati y su chófer, así como de dos acompañantes del ex secretario de Hacienda Juan Alemán.

En 1990, se benefició del indulto que el ex presidente Carlos Menem (1989-1999) concedió a ex guerrilleros y comandantes de la dictadura.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído