La Policía crea una segunda unidad especializada

A por las bandas latinas en España

Tras 2006 y 2007 en que casi se erradicó, ahora renace

Se calcula que hay unos 200 miembros de bandas latinas en la región de Madrid

La Policía española cuenta con un grupo especializado en luchar contra bandas latinas, pero va a crear una nueva unidad especializada.

Quieren erradicarlas y dar inmediata respuesta a crímenes como el de un joven de la banda Dominican Don’t Play a cargo de los Trinitarios a finales de agosto de 2009.

La  va a crear un nuevo grupo contra la violencia de las bandas latinas. La unidad estará integrada en la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía y trabajará estrechamente con la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y con la de Policía Judicial.

  • En 2006 hubo un descenso de los delitos de los pandilleros gracias a la presión judicial y policial desplegada, al ingreso en prisión de sus dirigentes y a la imputación del delito de asociación ilícita.
  • En 2007, se llegó a la casi extinción de la actividad de las bandas, hasta el punto de que no hubo homicidios. Se consiguieron condenas contra sus integrantes por asociación ilícita.
  • En 2008, el fenómeno de los amos latinos de la calle reaparece y se reactiva su violencia.

Informe de la Fiscalía

«El liderazgo de estas bandas, ante la situación de condena y prisión de los antiguos jefes o reyes y de los dirigentes de segundo escalón, ha sido asumido por los antiguos integrantes de la banda de tercer escalón», explica la Fiscalía en un informe.

El último crimen ha demostrado que siguen operativos en la región y han logrado reclutar a nuevos miembros en los últimos meses.

Los amanuenses

Una figura indispensable en este tipo de organizaciones es el llamado amanuense, el encargado de reclutar miembros dispuestos a hacer la guerra en las calles.

En Madrid, los amanuenses se han centrado desde el primer momento en los colegios y lugares de recreo del sur de Madrid, donde se concentra gran parte de la población inmigrante.

Los captados suelen ser latinos de unos 15 años, y son instruidos en los códigos de la banda, sus valores y su vestimenta. Los primeros casos de robos y extorsiones por parte de estos grupos se dieron en institutos.

Los Dominican Don’t Play

En la actualidad «la banda más activa son los Dominican Don’t Play o DDP. Sin embargo, se han reactivado las bandas Latin Kings y Ñetas, que han pasado de estar poco operativas el pasado año, a volver a una frecuente actividad criminal», afirma la Fiscalía.

También ha bajado la actividad del grupo Forty Two, que en 2007 tuvo una frenética actuación. Los Trinitarios, una escisión de otras bandas, pasó de estar casi inactiva a reaparecer: el crimen ocurrido en Azca se atribuye a esta banda.

Los My Family

Además, ha surgido un nuevo grupo. Son los My Family, cuya «estabilidad y permanencia debe ser objeto de observación en el próximo año».

En la actualidad se calcula que hay unos 200 pandilleros en la región. «Llevamos unos meses en Madrid donde la actividad de estos grupos ha resurgido pese a que seguimos con el mismo trabajo de antes: controles selectivos y almacenamiento de información», explica la policía.

La actividad de las bandas latinas se había reducido a las reuniones y a algunas extorsiones y amenazas a jóvenes que quieren abandonarlas o a otros que intentan ser captados y se niegan, denunciándolo en algunos casos.

A juicio de los responsables policiales, es importante que no se produzcan agresiones entre bandas para que no se incremente la ola de violencia. Sin embargo, la Policía mantiene que en la actualidad el fenómeno de las bandas latinas no es un problema de seguridad ciudadana «grave», pese a la «tensión» que mantienen las Fuerzas de Seguridad ante estos hechos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído