Argentina lanza un nuevo canje de bonos en mora por 20.000 millones de dólares

Argentina lanza un nuevo canje de bonos en mora por 20.000 millones de dólares
. Agencia EFE

Argentina presentó hoy una oferta para reestructurar bonos en mora por 20.000 millones de dólares que están en manos de acreedores privados que rechazaron refinanciarlos en un millonario canje concretado hace cinco años.

«Negociamos en forma dura, pero seria, con realismo y la posibilidad de cumplir», aseguró en rueda de prensa el ministro de Economía argentino, Amado Boudou, al dar detalles de la nueva oferta.

La deuda en juego está en mora desde finales de 2001, cuando Argentina declaró el mayor cese de pagos de la historia, por 102.000 millones de dólares.

Boudou dijo que Argentina espera que la propuesta logre un «piso» de aceptación del 60 por ciento, aunque aseguró que trabajará en rondas de promoción en varias plazas financieras internacionales, como Nueva York, Milán y Luxemburgo, para que el nivel de adhesión sea superior.

La oferta está dirigida a quienes rechazaron el canje de 2005, en el que Argentina logró una adhesión del 76 ciento entre sus acreedores, lo que le permitió refinanciar títulos por cerca de 80.000 millones de dólares, con una rebaja del 65,4 por ciento.

Este nivel de quita es el mínimo que el Gobierno argentino aspira a lograr con esta nueva operación.

«La quita va a depender del nivel de aceptación global que tenga la oferta, pero va a ser superior a la quita global que hubo en 2005», señaló Boudou.

El ministro precisó que el período de suscripción a la oferta se iniciará «a lo sumo en diez días» y estará vigente por un mes.

Dijo que los acreedores que no ingresaron en el canje anterior «se equivocaron» y les aconsejó que no cometan ahora «el mismo error».

«Argentina sabe que tiene que hacer mucho esfuerzo para recuperar el prestigio perdido en 2001», sostuvo.

La operación está liderada por los bancos Citibank, Barclays y Deutsche Bank, coordinadores del canje y que en octubre pasado acercaron al Gobierno argentino una propuesta para reabrir el proceso de 2005 en representación de acreedores con bonos por 10.000 millones de dólares.

A los inversores institucionales Argentina ofrece canjear sus tenencias con bonos de Descuento, con una quita del 66,3 por ciento sobre el capital adeudado original.

Los intereses devengados de las deudas originales serán reconocidos, pero serán pagados con un bono Global con vencimiento en 2017.

En cambio, a los acreedores minoristas -aquellos con deudas por hasta 50.000 dólares-, en su mayoría italianos y alemanes, se ofrece canjear los títulos en su poder por nuevos bonos a la Par (sin quitas sobre el capital), con una emisión por hasta 2.000 millones de dólares.

A estos inversores se les pagará los intereses devengados, 160 millones de dólares, en efectivo, lo que Boudou calificó como un «importante incentivo».

Ni a los inversores institucionales ni a los minoristas se les hará los pagos correspondientes a los cupones atados al Producto Interior Bruto (PIB) que se entregaron a quienes sí ingresaron en el canje de 2005.

Estos instrumentos pagan un dividendo anual cada vez que Argentina crece por encima del 3 por ciento anual.

Desde el canje de 2005, Argentina pagó en cuatro oportunidades rendimiento por el cupón atado al PIB.

Boudou consideró que haber concedido el pago derivado de los cupones desde 2005 hasta la fecha a los acreedores que no ingresaron en el anterior canje hubiera sido «injusto» para con quienes sí «se asociaron» en aquel entonces «con el crecimiento de Argentina».

Con todo, a los acreedores que sí ingresen en este nuevo canje, Argentina entregará estos cupones y les pagará dividendos de ahora en adelante.

Boudou dijo que Argentina evaluará sobre el tramo final del período de suscripción si incorpora a esta operación una emisión adicional de bonos con vencimiento en 2017 por 1.000 millones de dólares.

El ministro explicó que estudiará en este caso la conveniencia de la tasa de interés a convalidar, pues el objetivo de la operación «no es fiscal» -lograr mayores recursos para financiarse- sino «marcar una tasa de interés diferente» en el mercado local, donde actualmente el costo de financiación es elevado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído