El Gobierno paraguayo pedirá el estado de excepción para el norte del país

El Gobierno paraguayo pedirá el estado de excepción para el norte del país
. Agencia EFE

El Gobierno paraguayo solicitará este jueves al Congreso declarar el estado de excepción en el norte del del país tras la muerte de un policía y tres civiles en un ataque de un grupo armado, informó hoy una fuente oficial.

El anuncio fue hecho esta noche por el asesor jurídico del Gobierno, Emilio Camacho, a la salida de una reunión del jefe de Estado, Fernando Lugo, con los líderes de bancadas de los partidos con representación parlamentaria.

Lugo «ha decidido presentar mañana un proyecto de ley que declara el estado de excepción en la zona de conflicto», afirmó Camacho, al explicar que la medida abarcará cinco departamentos (provincias): Concepción, San Pedro, Amambay, Alto Paraguay y Presidente Hayes, estos últimos en la región occidental.

Poco antes, Lugo convocó a las autoridades del Ministerio de Defensa, de Interior y de la Policía para analizar las medidas a adoptar tras la muerte de un policía, dos peones y un guardia en una emboscada ocurrida en una hacienda de un distrito de la localidad de Horqueta, a 380 kilómetros al norte de Asunción, en Concepción.

En esa región opera el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), cuyos miembros son buscados por la Policía por sonados casos de secuestro.

El enfrentamiento, en el que hasta el momento no se pudo comprobar si estuvieron involucrados los integrantes del EPP, se produjo en una zona boscosa cuando los empleados de la hacienda «Santa Adelia», acompañados por un agente, realizaban un recorrido en busca de un hato de ganado.

El ataque obligó además a Lugo a suspender su viaje a Bolivia, en donde debía participar este jueves en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático.

El viceministro de Seguridad del Ministerio de Interior, Carmelo Caballero, informó del envío de un contingente de policías y militares desde la capital para reforzar la persecución de los atacantes, que portan armas automáticas de alto poder, según declararon tres peones que lograron escapar de los atacantes.

En otro enfrentamiento a tiros, ocurrido el pasado día 14, un policía, un civil y un presunto miembro del EPP, que sigue prófugo, resultaron heridos en las inmediaciones de una hacienda de Agua Dulce, a 320 kilómetros al norte de Filadelfia, localidad de la zona central del Chaco paraguayo, en Alto Paraguay.

Según la Fiscalía paraguaya, el EPP aplica técnicas de secuestro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído