Condenados a 38 años de cárcel a los asesinos del abogado Rodrigo Rosenberg

El Tribunal de Alto Riesgo de Guatemala condenó este jueves a 38 de cárcel a los cuatro autores materiales del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, el 10 de mayo de 2009, y dictó penas más de ocho años de prisión contra otros cinco hombres que participaron en la planificación de su muerte, informó la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El asesinato de Rosenberg conmocionó al país centroamericano el año pasado, después de que el letrado apareciese en una grabación de video en la que atribuía su muerte a un orden expresa del presidente guatemalteco, Alvaro Colom.

Sin emabargo, la CICIG, comisión independiente establecida por Naciones Unidas, dictaminó a principios de este año que la muerte del abogado había sido ordenada por el propio Rosenberg a los hermanos Francisco José y José Estuardo Valdés Paiz, quienes habría encargado su asesinato al grupo de sicarios condenados este jueves por el tribunal.

La muerte de Rosenberg se produjo «a causa de heridas que perforaron y penetraron en su cráneo, cara, cuello, tórax y abdomen provocadas por armas de fuego», señala la sentencia del tribunal. «Se comprobó que los procesados participaron en el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg Marzano porque fueron contratados para asesinarlo a cambio de una cantidad de dinero», añade.

William Santos, Edwin López, Lucas Santiago y José Ruano fueron condenados a 38 de años por los delitos de asesinato y asociación ilícita. Ruano fue condenado a 10 años más por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego, señaló la CICIG en un comunicado.

En el caso de Samuel Girón, Byron Santos, Balmoris Guzmán y Miguel de Jesús Ordónez, el Tribunal los condenó a ocho años de prisión a cada uno por el delito de asociación ilícita y participar en la organización del asesinato. Sin embargo, a Ordóñez le fue ampliada la pena a diez años por el agravante de haber sido agente de la Policía Nacional Civil.

El noveno acusado, Jesús Manuel Cardona Medina, fue sentenciado a 12 años y 8 meses de prisión después de acogerse a la figura del colaborador eficaz, viendo así reducida su condena previa a 30 años por asesinato y dos años por asociación ilícita.

El Ministerio Público y la CICIG habían solicitado la pena máxima de 50 años de cárcel contra los autores materiales del crimen. El pasado 28 de junio los hermanos Valdés Paiz se entregaron a la Justicia, después de pasar más de un año huidos. Ambos serán procesados como presuntos autores intelectuales del asesinato de Rosenberg.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído