Desmantelada una red de narcos e intervenidos 4.200 kilos de hachís

La Guardia Civil, en el transcurso de la operación «Gabela» contra organizaciones dedicadas al narcotráfico, desarrollada en Alicante, Málaga, Jaén y Murcia, ha detenido a diez personas (cuatro búlgaros y seis españoles) y ha intervenido 140 fardos de hachís, con un peso total de 4.200 kilogramos.

Según informó este martes la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, parte de la operación se ha llevado a cabo en Santa Pola (Alicante), cuando la organización trasladaba el hachís en furgonetas a una nave industrial después de haberlo introducido en el puerto en un velero.

Además de los detenidos, acusados de delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, asociación ilícita y falsificación de documentos y blanqueo de capitales, y de la droga intervenida, en la operación los agentes se han incautado de cerca de 70.000 euros, una pistola, un revólver, una embarcación y seis vehículos, entre otros efectos.

Las investigaciones, iniciadas en abril de 2010, fueron fruto del análisis de la documentación intervenida por el Instituto Armado a detenidos en otras operaciones sobre narcotráfico. Esa información permitió conocer que un grupo de ciudadanos búlgaros asentados en la Costa del Sol y otro de españoles residentes en Alicante estarían planeando trasladar una importante cantidad de hachís desde Marruecos a las costas de Levante.

Un amplio dispositivo de vigilancia permitió en los pasados días comprobar cómo los búlgaros residentes en Marbella (Málaga) se desplazaban a Alicante para mantener frecuentes reuniones en hoteles de lujo y en centros comerciales con los integrantes del grupo residentes en esta provincia, lo que hizo sospechar a la Guardia Civil que se estaría ultimando el desembarco de hachís en algún lugar de la costa alicantina.

En la noche del pasado 16 de julio, tras descargar de un velero en el Puerto Vatasa de Santa Pola gran cantidad de fardos de hachís e introducirlos en dos furgonetas alquiladas, la Guardia Civil interceptó los vehículos cuando trasladaban la droga a una nave industrial y detuvo a tres españoles (conductores y acompañante de las furgonetas) y un búlgaro que realizó labores de contravigilancia cerca del puerto.

Paralelamente, en Andújar (Jaén) fueron detenidos otros dos búlgaros que se dirigían a Marbella tras haber huido de Santa Pola al comprobar que parte de su grupo había sido arrestado; mientras, por otro lado, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil detenía cuando navegaba al patrón del velero que había trasladado el estupefaciente hasta la costa.

En una segunda fase de la operación, y ante los indicios de la participación en los hechos delictivos de otras personas, fueron detenidas en los últimos días en Alicante y Murcia otras tres personas españolas, entre las que se encuentra un vigilante de seguridad del puerto de Santa Pola.

En la operación y en los cuatro registros realizados (tres en la provincia de Alicante y uno en Marbella), la Guardia Civil intervino 4.200 kilogramos de hachís, 69.000 euros, dos armas de fuego (pistola y revólver) y diversa munición, documentos de identidad falsificados, sistemas informáticos y teléfonos móviles, seis vehículos (algunos de alta gama) y un velero.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído