Disidente cubano arremete contra Castro y Chávez a su llegada a Chile

Disidente cubano arremete contra Castro y Chávez a su llegada a Chile
. EFE/Archivo

El disidente cubano José Ubaldo Izquierdo Hernández arremetió hoy contra los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Venezuela, Hugo Chávez, a su llegada a Chile, el primer país de Latinoamérica que recibe a uno de los ex presos políticos que en julio viajaron desde La Habana a España.

En una comparecencia de prensa celebrada en el aeropuerto internacional de la capital chilena, Izquierdo criticó la existencia de una «dictadura estalinista» en la isla que a su juicio «subsiste gracias a la oxigenación de Hugo Chávez».

El ex preso político, quien pasó los últimos siete años en la cárcel, dijo sentir «una rara mezcla de alegría y dolor» al arribar junto a siete miembros de su familia a Chile, donde fue recibido por el canciller, Alfredo Moreno, y el senador democristiano Patricio Walker.

Su mujer, tres hijos, sus suegros y un sobrino se trasladaron a Santiago junto a Izquierdo, quien se declaró «vulgarmente engañado por el Gobierno cubano», porque otros nueve familiares se quedaron «allá, entre la opresión del marxismo», afirmó.

Según explicó, a esas personas no se les permitió salir de Cuba «debido a trabas interpuestas por las autoridades cubanas por supuestas limitaciones por parte del Ejecutivo español en cuanto al número de familiares».

Izquierdo, periodista independiente de 44 años, relató las duras experiencias que vivió durante los más de siete años de reclusión en su país, después de ser detenido el 19 de marzo de 2003 por apoyar el Proyecto Varela, que exigía mayores libertados en la isla.

«Fueron alrededor de 2.700 días conviviendo, primero durante más de un año en celdas totalmente tapiadas, donde ratas, cucarachas, chinches y mosquitos fueron mis compañeros de infortunio», dijo.

El disidente denunció el frío y la humedad de los calabozos, la falta de agua y alimentos, la «ineficiente atención médica» y el «maltrato de los gendarmes carcelarios».

Alabó la «heroica actitud» de «mártires» como el también preso político Orlando Zapata, quien murió a comienzos de año tras una prolongada huelga de hambre.

«El patriota cubano Guillermo Fariñas (disidente que estuvo más de cien días en huelga de hambre) y las Damas de Blanco colocaron en un verdadero callejón sin salida a la dictadura cubana», agregó Izquierdo.

Izquierdo aseguró que en Chile seguirá luchando «en pos de que mi amada y sufrida patria alcance algún día la libertad que tanto ha anhelado para ese pueblo».

Añadió que Cuba «permanece hoy en tinieblas por obra y gracia de quienes odian y desprecian, de quienes encarcelan y asesinan, de quienes poseen sin lugar a dudas la horda de esclavos más inmensa del globo terráqueo».

En tanto, el canciller chileno, Alfredo Moreno, dio la bienvenida a Izquierdo y a su familia en nombre del presidente Sebastián Piñera, y recordó que el disidente, junto a sus 74 compañeros que fueron detenidos en 2003, «han luchado por sus ideales durante muchos años».

«Lo recibimos a usted y su familia como uno más de cada uno de nosotros. En esta patria usted va a encontrar un lugar para progresar en paz, con oportunidades para sus hijos (…) y con libertad para caminar en el sentido en que ustedes decidan hacerlo», indicó Moreno.

En Chile, Izquierdo y su familia dispondrán de una visa de residencia temporal y podrán solicitar la condición de refugiados políticos.

Los ocho integrantes de la familia ya disponen de una casa ubicada en el barrio de Maipú, en el suroeste de Santiago, y recibirán un sueldo mensual de aproximadamente 400.000 pesos (unos 770 dólares ó 590 euros) para que puedan sufragar los gastos de alimentación y vestido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído