Ocho años de cárcel para un ex responsable del DAS por el escándalo de las escuchas contra jueces y opositores

Un antiguo responsable de los servicios secretos de Colombia pasará los próximos ocho años en prisión tras haber reconocido su participación en el conocido como escándalo de las ‘chuzadas’, un complot supuestamente ordenado por el Gobierno colombiano para realizar escuchas telefónicas ilegales y seguimientos contra miembros de la Corte Suprema y de la oposición.

El ex director de Contrainteligencia del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia, Jorge Alberto Lagos, aceptó este miércoles el acuerdo ofrecido por la Fiscalía en el marco de la investigación que se adelanta por el escándalo de las intercepciones telefónicas ilegales, informó el diario colombiano ‘El Espectador’.

Lagos se ha acogido a una pena de 16 años sin ser juzgado, de los que sólo tendrá que cumplir la mitad, por haber confesado su responsabilidad en los hechos que se investigan en su contra.

El ex jefe del Grupo de Observación Nacional e Internacional del DAS, Germán Espina, ya se había acogido previamente a beneficios procesales similares después de entregar información determinante para el desarrollo de la investigación puesta en marcha por el Ministerio Público colombiano.

Lagos y Espina están implicados en el plan supuestamente ordenado desde la Presidencia colombiana para desprestigiar a miembros de la Corte Suprema. Según testimonios recopilados por la Fiscalía, habría sido el Gobierno del ex presidente Alvaro Uribe el que dio la orden de filtrar a los medios de comunicación aquellas informaciones recabadas en las escuchas que sirvieran para dañar la imagen pública de los magistrados y miembros de la oposición, añade ‘El Espectador’.

En el preacuerdo alcanzado con la Fiscalía, que aún no ha sido firmado, Lagos se compromete a pedir perdón por los seguimientos y las escuchas ilegales realizadas, y a aceptar su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, prevaricación, abuso de función pública y violación ilícita de comunicaciones en el caso por el que es investigado, informó la revista Semana.

El pasado mes de febrero, Lagos reconoció en una audiencia ante la Corte Suprema de Justicia que desde el DAS se originaron varias acciones de intimidación contra sindicalistas y periodistas, entre ellas, pero no precisó desde qué dependencias de los servicios secretos se ejecutaron tales actividades, agrega el semanario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído