Cuatro de cada diez extranjeros trabajan en puestos de agricultura y pesca que no quieren los españoles

Los inmigrantes ocupan los puestos de trabajo menos deseados por los españoles, según confirma un estudio de la empresa de recursos humanos Randstad. Según estos datos, cuatro de cada diez extranjeros trabajan en puestos de agricultura y pesca.

El colectivo inmigrante, con menos oportunidades y opciones a la hora de acceder a un empleo, continúa adscritos a aquellos sectores y puestos que no eligen los españoles, incluso a pesar de la crisis.

Según el citado informe, la inserción laboral de los inmigrantes se da en sectores muy específicos, destacando su presencia en la agricultura, la pesca, la minería, la industria manufacturera y la restauración y el comercio.

La divergencia entre trabajadores extranjeros y españoles es evidente. De hecho, en puestos de agricultura y pesca representan prácticamente la mitad de los contratados, principalmente en puestos como peones, pero todavía están lejos de los puestos de más cualificación.

Esta diferencia es aún más evidente si se compara en qué se emplean españoles y en qué lo hacen los extranjeros. Los españoles siguen ocupando mayoritariamente puestos de alta cualificación y sólo uno de cada tres contratados, aproximadamente, se ubica en puestos de baja cualificación (limpieza, peones de agricultura y pesca, peones de construcción, etcétera).

La situación inversa se da con los extranjeros, que se emplean mayoritariamente en puestos donde apenas es necesaria la formación.

Uno de cada cuatro trabaja en empleos relacionados con agricultura y pesca (38%), un 15% lo hace en industria manufacturera, un 13,75% en restauración y un 11,55% en puestos de limpieza. Pero quizá el dato más llamativo sea que mientras un 21,72% de españoles se emplea en puestos cualificados, tan sólo lo consigue un 5,06% de extranjeros.

Aún más amplia es la diferencia en puestos de Administración Pública, dirección de empresas o como profesionales y técnicos: un 23,01% de españoles se enmarcan en esta categoría, frente a un 4,01% de extranjeros.

Estos datos ponen de manifiesto que a pesar de la introducción masiva del trabajador inmigrante en el mercado laboral español todavía existe una gran diferencia entre los puestos que acogen a unos y otros.

Por comunidades autónomas, las que ofrecen más posibilidades de empleos de alta cualificación para los trabajadores inmigrantes son Cataluña y Madrid, con un 27,65% y un 32%, respectivamente.

Otras regiones destacan por su alto grado de trabajadores en agricultura y pesca, como es el caso de Andalucía, donde un 65,55% de los contratos generados a inmigrantes corresponden a este sector, o Murcia, con un 92,90% de contratos en la agricultura para los inmigrantes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído