Más de 3.000 inmigrantes están en lista de espera para retorno voluntario

Más de 3.000 inmigrantes están en lista de espera para poder acogerse a los programas de apoyo al retorno voluntario que ofrece el Gobierno y que estuvieron paralizados desde junio y hasta finales de 2010 por falta de fondos para costear el desplazamiento de estas personas en situación de necesidad hasta sus países de origen, lo que redujo casi a la mitad el volumen de beneficiarios.

Así lo ha explicado la directora General de Integración del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Estrella Rodríguez, en la conferencia ‘La experiencia del retorno’ organizado por la Asociación Cooperación Bolivia-España (ACOBE) en Madrid, durante la que ha apuntado que en los años 2009 y 2010, un total de 23.494 extranjeros han salido de España con alguno de los programas que ofrece el Gobierno.

Según ha dicho, hasta el mes de julio se mantuvo «un ritmo constante» de unas 300 personas que cada mes se acogían a programas de retorno, pero se produjo «un parón en los últimos meses por falta de recursos económicos para los viajes». «Esta situación ya se ha solucionado, ya hemos transferido recursos económicos a las ONG que apoyan los programas y queremos absorber la lista de espera en los próximos meses», ha explicado.

La «situación» afectó fundamentalmente a los programas de retorno social –para personas sin recursos–, y retorno productivo –dirigido a quienes quieren montar un negocio a su vuelta–. Así, mientras que en 2009 fueron 4.022 las personas que regresaron a su país con estos programas, a lo largo de 2010 la cifra se redujo a 2.213.

De estas personas, los grupos más numerosos regresaron a Bolivia (418), Argentina (325), Ecuador (225), Uruguay (172) y Paraguay (104), según datos de la Secretaría de Estado de Inmigración recogidos por Europa Press.

El tercer programa del Gobierno, que permite al inmigrante acumular la prestación por desempleo y regresar con el dinero a su país, no se vio afectada en gran medida por esta falta de fondos, ya que, según ha señalado Rodríguez, «sólo el 40 por ciento» de las personas que se acogen solicitan ayudas complementarias para realizar el viaje. En total, se han producido 17.168 salidas por esta vía desde su puesta en marcha en diciembre de 2009.

LA CRISIS DISPARO LAS SOLICITUDES

La directora General ha destacado el «importante incremento» que en los últimos años han registrado los programas de retorno, especialmente los de tipo social, que «hasta 2008 registraban unas cifras bastante discretas» y no superaban las 1.500 salidas anuales, mientras que de 2009 a 2010 acumularon más de 6.000 beneficiarios.

«Nunca antes habíamos tenido lista de espera», ha explicado Rodríguez, para incidir en que con la crisis económica «de la noche a la mañana la demanda empezó a crecer» lo que generó una «gran presión», por lo que el Gobierno se centró en responder a la lista de espera e ir «dando salida» a los solicitantes.

Sin embargo, en su opinión, «es el momento de hacer un análisis crítico de los problemas del retorno» ya que los inmigrantes se encuentran con una serie de «barreras» al regresar a su país que podrían solventarse, según Rodríguez, analizando las causas y promoviendo una mayor colaboración con los gobiernos de esos Estados. «Hasta ahora nos han presionado las cifras, pero debemos ir analizando qué futuro deben tener estos proyectos», ha añadido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído