España no ha sufrido aumento de inmigrantes pero pide ayuda para Túnez para evitar que tengan que emigrar

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha constatado este domingo que España no ha sufrido «un incremento de inmigración» procedente de Túnez como ha ocurrido en el caso de la isla italiana de Lampedusa, donde han llegado más de 5.000 tunecinos en la última semana, pero ha reclamado que la Unión Europea ayuda tanto a Túnez como a Egipto «para evitar que la gente, que los ciudadanos salgan de allí» y tengan que emigrar en primer lugar.

«Por el momento no tenemos riesgo ni hemos sentido el temor. No ha habido un incremento de la inmigración», ha confirmado Jiménez en declaraciones a la prensa a su llegada a la cena de ministros de Exteriores de la UE para analizar la situación del Norte de Africa y Oriente Próximo.

Los Veintisiete analizarán «de qué manera podemos ayudar a estos países» después de que Italia haya «expresado su preocupación por los inmigrantes que estaban llegando de Túnez y Egipto, sobre todo a Lampedusa».

«Vamos a ver de qué manera podemos ayudar a estos países, sobre todo a los países para evitar que la gente, que los ciudadanos salgan de allí. Por eso la Unión Europea tiene que fortalecer los mecanismos de ayuda a estos nuevos Gobiernos que están empezando el proceso de apertura y de reforma», ha reclamado la jefa de la Diplomacia española.

MISION DE FRONTEX DE APOYO

La Unión Europea ha lanzado este domingo una misión con alrededor de 30 expertos de la Agencia Europea de Fronteras Externas (Frontex) para ayudar a Italia a gestionar la llegada de inmigrantes y está analizando una ayuda financiera también.

España también participa en la misión, que cuenta con alrededor de 30 expertos europeos, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ejecutivo comunitario que no han podido precisar la contribución exacta.

La Comisión Europea no ha descartado aumentar los recursos a disposición de las autoridades italianas si fuera necesario y aseguró que «los recursos humanos y técnicos podrían incrementarse según las necesidades futuras», según ha reconocido la comisaria de Asuntos del Interior, Cecilia Malmstrom, en un comunicado este sábado.

ITALIA ESPERA MUCHO DE LA UE

El ministro de Asunto Exteriores italiano, Franco Frattini, ha saludado el lanzamiento de la misión de Frontex y que las autoridades tunecinas hayan reanudado su cooperación para impedir la salida masiva de inmigrantes, pero ha insistido en que Europa tiene que «hacer mucho más».

«Espero mucho de Europa. La inmigración no es un problema italiano o español. Es un problema europeo, pero sinceramente hay que hacer mucho más», ha recalcado a la entrada el italiano que ha reclamado la misma ayuda que recibió España para frenar la llegada de inmigrantes a Canarias en 2006.

«Lo que hemos hecho para las islas Canarias, hay que hacerlo para el centro Mediterráneo», ha insistido el jefe de la diplomacia italiana, al tiempo que se ha mostrado «muy contento» tanto por el «lanzamiento de la misión de Frontex para Túnez» como por el hecho de que las autoridades del país magrebí hayan «comenzado a cooperar de nuevo» para frenar la salida masiva de sus nacionales.

«Se han arrestado hace apenas unas horas a otros grupo que se dirigía hacia el norte del Mediterráneo. Hace falta cooperar», ha concluido el italiano, en alusión a los 40 jóvenes tunecinos detenidos por la Policía este sábado en la ciudad costera de Gabes, un punto de partida muy frecuente para las embarcaciones que van a la isla italiana de Lampedusa.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE discutirán en la próxima reunión extraordinaria del 11 de marzo en Bruselas el impacto de la caída de los regímenes tunecino y egipcio en la presión migratoria, a petición de Italia y Malta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído