Salvador de Bahía es el nuevo punto de partida empleado por las mafias para traer chicas de Brasil

«La prostitución es el único camino que me ha permitido sobrevivir en España»

Varias prostitutas cuentan su odisea vivida hasta llegar a Europa

"La prostitución es el único camino que me ha permitido sobrevivir en España"
Prostitutas. EFE Archivo.

En los último años, tras la llegada de mujeres procedentes de Europa del Este, han llegado a España ciudadanas paraguayas y en gran medida, brasileñas

Las cifras de dinero que maneja el oficio más antiguo del mundo es multimillonaria a nivel internacional. España no es ajena a ello y por eso cada año miles de prostitutas, travestis y transexuales arriban al país en busca de ganarse el pan de cada día, ya sea obligadas o por motu proprio.

En los último años, tras la llegada de mujeres procedentes de Europa del Este, han llegado a España ciudadanas paraguayas y en gran medida, brasileñas.

Los aeropuertos de partida, tanto de Sao Paulo y Rio de Janeiro, muy controlados por la Policía ha obligado a buscar nuevas rutas. Según publica el diario ABC «Se han detectado nuevas rutas que parten del noreste de Brasil y de otros países latinos más cercanos. Son ciudades que cuentan con vuelos diarios hacia el viejo continente, como Salvador de Bahía, por ejemplo», explica la jefa de la División de Derechos Humanos de la Policía Federal brasileña, Paula Dora Aostri Morales. «En muchos casos, estas mujeres y hombres cruzan por tierra la frontera de Brasil y llegan a la Guayana Francesa o a Surinam. Desde allí vuelan con destino a la Península Ibérica. De este modo consiguen zafarse de la vigilancia policial, mucho más rigurosa que la de las autoridades del país carioca», añade Morales.

Sobran los motivos

«Nos falta empleo y no queremos regresar a Brasil. Por eso decidimos dedicarnos a la prostitución, es el único camino que nos ha permitido sobrevivir aquí», asegura Gabriela (nombre ficticio), acompañada de su amiga Marina, quien también prefiere ocultar su identidad real. Con tan sólo 19 años de edad, la primera, rubia, de 1,67 metros de altura y bonitos ojos verdes cuenta que es la segunda vez que viene a Madrid con la intención de dedicarse a este oficio.

«La primera vez -añade- sospecharon que podía venir para ejercer la prostitución, y no me dejaron entrar en el país. Dijeron que yo estaba en edad fértil», cuenta la joven, que había salido desde el Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro con destino a Barajas. «Ahora, para evitar eso, viajamos hasta Paramaribo capital de Surinam y allí tomamos un vuelo hasta Madrid», describe. «Sabemos que el mundo de la trata de mujeres está ligado a muchos delitos, pero tendremos cuidado», concluye Marina, con la inocencia típica de quien no tiene ni idea de los riesgos que las calles de Madrid tienen para jóvenes como ella.

El Acuerdo de Schengen facilita el ingreso a Europa

Otra de las rutas, según la Policía, es Lisboa. El Acuerdo de Schengen, que permite a libre circulación de personas a través del espacio europeo, que comprende a los países firmantes del mismo, favorece el ingreso de prostitutas a España sin necesidad de visado.

Como en todos los casos de prostitución y mafias, los gastos suelen correr a cargo de la banda de proxenetas quienes «traen»a las chicas desde sus países de origen. Una vez en España retienen sus pasaportes y las prostituyen hasta que «paguen sus deudas». Muchas veces el no pago de la deuda provoca amenazas y palizas.

Una de las chicas entrevistadas por ABC lo relata así: «Yo no tengo experiencia en este tipo de trabajo. Pero sí sé muy bien que esa gente puede ser muy peligrosa si uno no les paga lo que les debe. Por eso tengo esperanza de poder pagarlo lo más pronto posible para quedarme libre y empezar una nueva vida», dice la chica, mientras espera «a una compañera de trabajo».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído