Nueve años de cárcel para una banda dirigida por un ex GAL que transportaba droga en un velero

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 9 años de cárcel a cuatro integrantes de una banda de narcotraficantes, dirigida por el miembro del GAL Jorge Porta Laborda, por utilizar un velero modificado con un doble fondo para transportar cocaína desde Venezuela y Brasil hasta Barcelona.

Según la sentencia, Jorge Porta Laborda y Antonio O.G. constituyeron la sociedad Olgar Projects S.L., dedicada a la exportación e importación de maquinaria pesada, a cuyo nombre adquirieron un velero llamado ‘Puedo Más’.

Ambos acusados, junto con Pedro José M.F. y Ernesto V.C., llevaron el barco a dique seco para modificar dos depósitos de combustible y agua situados bajo el suelo de la cabina de la embarcación, dividiéndolos en receptáculos independientes, que permitían almacenar grandes cantidades de droga.

En marzo del mismo año, Ernesto V.C. y Antonio O.G. viajaron a Brasil, donde recogieron a Jorge Porta y a Pedro J.M., que viajaron a Venezuela, aunque el componente del GAL, cogió un avión para volver a España.

Cuando los procesados llegaron al puerto venezolano de La Cruz llenaron los depósitos de cocaína disuelta en líquido y contrataron a Andrés F.M. y Stephane M.C. para que pilotaran la nave hasta Barcelona.

El 22 de julio de 2009 el buque arribó en el puerto del Fórum de Sant Adrià de Besòs (Barcelona), donde Jorge Porta y Pedro J.M. esperaban a recibirlo cuando la Policía Nacional detuvo a los integrantes de la banda.

El peso de la cocaína intervenida es de 482,776 kilos distribuidos en 18 bidones, cuyo valor en el mercado asciende a los 30 millones de euros.

La Audiencia ha condenado a Jorge Porta Laborda, Ernesto V.C., Antonio O.G. y Pedro J.M. por un delito contra la salud pública, pero ha absuelto a Andrés F.M. y Stephane M.C., marineros profesionales, por considerar que desconocían el cargamento del velero.

SU PASADO EN EL GAL

El jefe de la organización internacional dedicada al tráfico de cocaína fue miembro del GAL y participó en el asesinato de un hombre a quien confundieron con un integrante de ETA, en Biarritz, el 24 de diciembre de 1985, por el que fue condenado por la Audiencia Nacional.

Jorge Porta fue condenado a 26 años de cárcel por su participación en el asesinato de Robert C. en el café de Lacroix des Champs, dentro del comando dirigido por I.M. –condenado en su día por tráfico de drogas en Tailandia–, e integrado por J.L.F., J.R.L. y C.P.

El asesinato de Robert C. se debió a una confusión del comando puesto que no era miembro de ETA, sinó que en realidad era un electricista y los autores eran todos de la ultraderecha barcelonesa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído