Embajada de Bolivia aclara que los detenidos por estafar a bolivianos lo hacían en las inmediaciones del Consulado

La Embajada de Bolivia ha aclarado que los dos detenidos por la Policía Nacional acusados de estafa y falsificación de documentos a bolivianos ejercían su actividad en las inmediaciones del Consulado de Bolivia en Madrid, y no en la Embajada de su país, han señalado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos ciudadanos bolivianos, Edwin Alfredo B.C. y a Yonny R.F., presuntamente dedicados a la falsificación de documentos y a las estafas a compatriotas, según informó esta semana la Jefatura Superior de la Policía en un comunicado.

Según la Embajada, estos actos delictivos se cometían en inmediaciones del Consulado de Bolivia en Madrid, «puesto que es el primero el que ofrece todos los servicios consulares que, generalmente, tienen que ver con trámites y papeles», mientras que en la Embajada «del Estado Plurinacional» se hacen cargo «de todos los asuntos bilaterales».

Asimismo, han señalado que no se cometieron «en el interior» de la legación diplomática consular boliviana sino en los alrededores, puesto que las instituciones públicas se encuentran «abocadas a terminar con la lacra de la corrupción y no a la inversa». «Reiteramos ‘Cero tolerancia a la corrupción'», han añadido.

Uno de los arrestados se hacía pasar por personal de la embajada boliviana y localizaba compatriotas a los que ofrecía adelantar los trámites administrativos a cambio de dinero. De este modo, aprovechándose de la necesidad de sus conciudadanos, los detenidos falsificaban documentos que vendían como verdaderos, pero que posteriormente eran identificados como falsos cuando los afectados pretendían usarlos para realizar trámites oficiales.

Edwin Alfredo B.C., máximo responsable de una red de estafadores y falsificadores que operaban en toda España, era quien organizaba la elaboración y distribución de la documentación falsificada. Por su parte, Yonny R.F. simulaba ser trabajador de la embajada para captar ‘clientes’. En total se les imputan diez delitos de falsedad documental –pasaportes, permisos de conducir o documentos de antecedentes penales– y siete delitos de estafa.

La investigación ha sido conducida por el Grupo VIII de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído