Miguel Montes Neiro lleva 40 años entre rejas sin tener delitos de sangre

El Gobierno español concede el indulto al preso más antiguo de España

El último Consejo de Ministros le exime de “algunas penas”, por lo que no saldrá de prisión de manera inmediata

El Gobierno español concede el indulto al preso más antiguo de España
Miguel Montes Neiro. EFE

Si algo se aprende después de una larga e infructuosa lucha es a no echar las campañas al vuelo. Encarnación Montes lo sabe.

Lleva más de 40 años peleando porque su hermano, el considerado preso más antiguo de España, salga de la cárcel.

Por eso, cuando esta semana conoció que el Gobierno indultaría a Miguel Montes Neiro en su último Consejo de Ministros, Encarnación reprimió la alegría y dijo:

«Ya veremos qué pasa».

La experiencia le dio una vez más la razón. Este 16 de diciembre de 2011, José Blanco anunció con alharacas que el Gobierno concedía el indulto a su hermano.

«Habrá que saber en qué términos se produce», se limitó a decir su abogado, Félix Martín García, que lleva mucho esfuerzo y sudor empleado en este caso.

Y después se conoció la letra pequeña. Eso fue lo que, una vez más, decepcionó a Encarnación.

«Ya sabía yo que al final no salía», lamentó con «sabor agridulce», tras conocer que el indulto será únicamente de «algunas penas», es decir, que su hermano no saldrá de prisión de manera inmediata.

Ahora serán los tribunales los que tendrán que tomar la palabra porque todavía pesan sobre él condenas por robo e intentos de fuga. El ministro de Justicia en funciones, Francisco Caamaño, presentó dos expedientes al Consejo de Ministros, proponiendo en el primero el indulto completo de la pena de cuatro años y medio de prisión por delitos de robo en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y detención ilegal cometidos en 1997, mientras se encontraba en libertad condicional.

Este indulto se ha concedido con la condición de que Montes no vuelva a cometer ningún delito en el plazo de cuatro años. La segunda pena, de 13 años de prisión por dos delitos de detención ilegal, robo con intimidación y tenencia ilícita de armas cometidos en 1996 no fue indultada.

Pero no es la única condena que pesa sobre sus espaldas. Neiro cumple en la actualidad, en la prisión granadina de Albolote, otra pena de 13 años de cárcel -que el Gobierno tampoco le ha eximido- por delitos de robo con intimidación, detención ilegal y robo con violencia en 2006, en una de sus múltiples fugas cuando disfrutaba de un permiso.

El segundo de los expedientes que presentó Caamaño, que se refiere al indulto de la pena de multa que le fue impuesta por una falta de respeto, sí que fue aprobado por el Consejo de Ministros.

Montes, que ha ido enlazando esas condenas y fugas hasta convertirse en el preso más antiguo de España sin haber cometido un solo delito de sangre, aguardaba ansioso ayer la llamada de su hermana.

«Está contento y muy nervioso», explicó Encarnación en las puertas de la Audiencia de Granada, tras darle la noticia. Y reprodujo lo primero que le ha pedido:

«Cuando salga no vengáis con el coche hasta la puerta, que quiero andar dos o tres kilómetros para sentir la libertad».

El 2 de septiembre de 2021 era la fecha fijada para ese momento.

«Esperemos que podamos abrazarle antes», añadió esperanzada Encarnación.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído