La UE rehúye el debate migratorio por miedo a las urnas

La llegada de inmigrantes ‘sin papeles’ a Europa se triplica en un año

El número de personas detectadas en las fronteras de manera irregular ascendió a 42.000 entre enero y abril de 2014

La llegada de inmigrantes ‘sin papeles’ a Europa se triplica en un año
Inmigrantes ilegales llegados a Melilla.

Los Veintiocho se han comprometido a presentar propuestas sobre inmigración tras las elecciones del 25 de mayo

África y Oriente Próximo llaman a las puertas de Europa en busca de un futuro mejor. La presión migratoria sobre las fronteras comunitarias ha aumentado fuertemente en lo que va de año, con cifras que triplican con creces las de 2013.

El número de personas detectadas en las fronteras de manera irregular ascendió a 42.000 entre enero y abril de este año, según datos de Frontex, la agencia europea de control de fronteras.

De esa forma, los flujos se acercan al nivel récord que registraron en 2011, con las revueltas de la primavera árabe. En todo el año llegaron al club comunitario más de 140.000 personas.

La Unión Europea invierte tiempo y dinero en reforzar sus puertas de entrada, pero las turbulencias del exterior vuelven prácticamente insignificantes los intentos por contener el éxodo.

Como explica ‘El País’, así lo demuestra el dato sobre el origen de esos inmigrantes. Unos 25.000, más de la mitad de los interceptados, partieron de Libia, un auténtico coladero por la ausencia de Estado que controle los movimientos.

Las cifras, presentadas ayer a un grupo de periodistas en Bruselas, son preliminares y poco prolijas, pero permiten constatar la fuerza con que crecen los flujos migratorios en los últimos meses.

Los números de Frontex recogen todas las entradas por fronteras marítimas y terrestres detectadas por las fuerzas de seguridad de los países comunitarios, que suministran la información.

Apenas unos días después de la última tragedia de Lampedusa, que ha dejado al menos 17 muertos y más de 200 rescatados a las puertas de Europa, el avance de Frontex atribuye a Italia la peor parte del panorama.

La llamada ruta del Mediterráneo central -barcas que parten principalmente de Libia con extranjeros procedentes del Cuerno de África- concentra más de la mitad de los irregulares detectados hasta abril, explican en la agencia europea.

Muy inferior es el impacto en la ruta que impacta directamente en España, la del Mediterráneo occidental. Algo más de 2.200 personas trataron de entrar por Ceuta y Melilla, una cifra que triplica la del mismo periodo del año pasado pero que sigue siendo poco significativa en la foto global.

Pese a todo, el dato muestra una notable aceleración respecto a 2013, cuando las entradas por esta vía crecían un 7%.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído