El sin papeles, de nacionalidad senegalesa, pidió a gritos la ayuda de los pasajeros

Diez detenidos en un avión de Iberia al intentar impedir a golpes la expulsión de un inmigrante

Nueve de ellos, también senegaleses, agredieron a los policías que lo escoltaban y a dos azafatas

Diez detenidos en un avión de Iberia al intentar impedir a golpes la expulsión de un inmigrante
Violencia, pelea, agresión. PD

Un policía sufrió fractura de un tobillo, por lo que fue trasladado a un centro hospitalario, mientras que el otro presentaba contusiones por todo el cuerpo

Motín a bordo. El pasado miércoles 18 de marzo de 2015, el aeropuerto de Madrid-Barajas fue el escenario de una verdadera batalla campal durante el intento frustrado de deportación de una persona migrante.

Y no en cualquier sitio, sino en el interior d eun avión de Iberia.

Fue a las seis de la tarde, cuando estaba programado un vuelo comercial de la compañía Iberia que cubría la ruta Madrid-Dakar, capital de Senegal.

Este aparato, sin embargo, tenía una peculiaridad que se ha convertido habitual en los últimos años en España, ya que incluía a una persona que no había decidido viajar voluntariamente como el resto del pasaje.

El ciudadano senegalés Elhadji NF, conocido por su entorno con el apodo de Bocart, entró custodiado por dos agentes de la Policía Nacional española eal interior del avión, para ser deportado a su país de origen debido a su situación administrativa irregular.

Los agentes actuaban amparados por el protocolo de deportación, que les autoriza a emplear el uso de la fuerza para actuar contra la voluntad de las personas migrantes que deben ser expulsadas.

Bocart, al entrar en cabina, comenzó a gritar y a pedir ayuda a los pasajeros, lo que hicieron al unísono por lo menos nueve de ellos, todos senegaleses.

Empezaron a agredir con tremenda violencia a los agentes. En la bronca también resultaron heridas leves dos tripulantes de cabina de la compañía que pedían al pasaje que se tranquilizara.

Los policías pidieron refuerzos a sus compañeros de la comisaría del aeropuerto. Varios agentes accedieron al avión y arrestaron a las diez personas.

Se les imputan los delitos de lesiones, alteración del orden público y atentado contra agente de la autoridad. Está previsto que pasen mañana a disposición judicial.

Un policía sufrió fractura de un tobillo, por lo que fue trasladado a un centro hospitalario, mientras que el otro presentaba contusiones por todo el cuerpo, al igual que las dos azafatas afectadas.

El avión de Iberia con destino a Dakar despegó a continuación, con retraso sobre la hora prevista.

Las diez personas detenidas continuaban los calabozos de la comisaría de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, a la espera de pasar a disposición judicial acusadas de lesiones, atentado contra la autoridad y alteración de el orden público.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído