María Lourdes Afiuni fue encarcelada por Chávez por dejar libre a un banquero

El relato de la juez torturada en una cárcel chavista: «Me rompieron la vagina y el ano»

Rompe ahora su silencio tras haber sido detenida en el año 2009 acusada de corrupción

El relato de la juez torturada en una cárcel chavista: "Me rompieron la vagina y el ano"
María Lourdes Afiuni PD

El 8 de febrero de 2007, el banquero Eligio Cedeño fue detenido por las autoridades venezolanas acusado de tres delitos: contrabando por simulación de importación, distracción de recursos bancarios, y obtención de dólares de modo fraudulento.

Cedeño se fugó del país tras ser ordenada la libertad condicional y bajo fianza por la jueza venezolana María Lourdes Afiuni, titular del Juzgado 31 de Control de Caracas que contaba con 46 años de edad en abril de 2010, y que servía como juez desde hacía ocho años.

Afiuni fue arrestada en 2009 por cargos de corrupción. Ahora ha roto su silencio.

El martes 30 de junio de 2015 la magistrada relató al juez Manuel Bognanno los detalles de la tortura, maltrato y violación que sufrió durante el año 2010 cuando estuvo privada de libertad en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF).

La abogada Thelma Fernández, quien comparte la defensa con José Amalio Graterol, dijo que Afiuni tomó la decisión de entrar a la audiencia debido a las declaraciones que hizo este lunes la fiscal Luisa Ortega Díaz en Ginebra, donde negó que exista una denuncia sobre violación y tortura contra la jueza.

Según Fernández, Afiuni explicó al Tribunal

«como le destruyeron la vagina, el ano y la vejiga cuando custodias del INOF y funcionarios del Ministerio de Justicia la violaron».

«Narró que recibió una patada con la bota de una Guardia Nacional que le causó una distorsión en una cuarta parte del seno. Además, destacó que al lado de la celda trasladaron reclusas que ella condenó y fue víctimas de varias golpizas, y nadie hizo nada para evitarlo. Confesó que en varias oportunidades le rociaban gasolina a su celda»,

agregó la representante legal. 

SU TESTIMONIO

Este es el testimonio de la jueza al juez:

«Durante mi detención, yo fui enviada al INOF, donde tenían 24 mujeres condenadas, acababa de ocurrir un motín, y la directora de ese penal fue destituida, designaron a una nueva que duró una semana y me trancó en una celda con el candado por fuera, lo que sucedió es que hubo un conato de incendio y se perdió la llave, sacaron a todo el mundo menos a mí».

«Ese penal duró varios días sin director, y en ese lapso de tiempo, estaba encerrada con el candado por fuera, que compró mi papá y la llave la cargaban las reclusas. Un día (las reclusas) se metieron ahí y me agarraron a carajazo limpio… regresaron a la directora que había provocado el motín y ahí comenzó mi suplicio».

«Me cansé de narrar lo que ahí he pasado, me he cansado de implorar no por mi libertad, porque después de que el presidente pide pena máxima no soy tan idiota de pedirla, pero sí pedí que me mandaran al Sebin. Hubo mujeres que me rociaron gasolina por la ventana, hubo una española que debía dinero en el penal y le dijeron que si me puñaleaba le perdonaban la deuda y ella entró en la celda y me caí a golpes con ella, tu veías a esa mujer y no sabías que vaina era esa».

«Hubo muchas agresiones, logré reunirme con mi abogado y todo esto se mandaba a La 1, cada denuncia, cada escrito, esa gente está documentada de todo, de las apelaciones y las solicitudes, me mandaban a una defensora del Pueblo, pero la mandaban cuando era el día de visita y mi papá y mi mamá estaban ahí , saludaba y se iba. Ella dijo que yo estaba muy bien, porque usaba crema Victoria Secret, porque yo lo leí en el acta».

«El día de hoy la fiscal general del Ministerio Público manifestó ante todos los miembros de la ONU que yo firmé un acta donde dije que es mentira que me agredieron, yo vi el acta; esa letra no es mía, yo denuncié a la directora por todas las agresiones que sufrí, tuve una audiencia con un juez temporal a quien yo le pedí, le supliqué, que me sacara, porque había sido víctima de abuso y él me lo prometió, y lo sacaron».

«Mal puede decir el Ministerio Público a viva voz que iban a verme, si había que hacer un escándalo en la prensa para que me atendieran médicamente. A mí me vaciaron el útero porque lo tenía vuelto mierda, se me destruyó la vejiga, la vagina, el ano. Tengo clavos, mallas, cinchas, no quedé perfecta pero por lo menos no quedé con todo guindando como lo tenía, pero a veces tengo mucho dolor, la malla cuando se adhiere a la piel duele, esas fueron lesiones que tuve dentro del penal, en el oncológico se horrorizaron por cómo quedé».

«Yo pedía que me revisaran abajo porque yo fui violada, ahí tuvieron que dejar el problema del seno porque lo más grave era el otro… Yo jamás estuve feliz, lo único es que como era juez titular entonces tenía mis enemigas puntuales, estaba amenazada por todas las internas».

«Yo mandé a encarcelar (a una mujer de un templo) y me la pusieron al lado y no hubo lo que no me hiciera. Mis abogados se cansaron de gritar a viva voz que yo no dormía, pude dormir hasta hace nada, me veo con médicos porque pasé un año y dos meses sin dormir, yo dormía dos horas en la mañana y dos en la tarde para poder estar despierta toda la noche, no habrá película no habrá libro que lo describa».

«(El juicio en su contra) es una farsa cuando una de las partes se encuentra en Ginebra, la titular de la acción penal, inventando cuentos chinos míos, qué equidad puedo tener yo aquí, yo no los puedo culpar a ustedes, hay actas de diferimiento, tengo declaraciones de declaraciones de que Daniel Medina se escondió para que no hubiera audiencia, hicimos una audiencia el día que ellos no se presentaron, estoy aquí sin una sola prueba que me favorezca».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído