[VIDEO] El padre Alfonso Leon Pereira le sorprendió robando en la parroquia

La paliza de muerte al drogado que degüella y le saca los ojos a un sacerdote

El ex alcalde oficiaba en el colombiano barrio Sucre de Montería

La paliza de muerte al drogado que degüella y le saca los ojos a un sacerdote
El padre Luis Alfonso León Pereira, y el asesino tras ser golpeado PD

El suceso, ocurrido este 15 de julio de 2015 en una parroquia del colombiano barrio Sucre de Montería, es atroz.

Un indigente, bajo los efectos de drogas alucinógenas, asesinó al sacerdote Luis Alfonso León Pereira, mientras estaba hablando con una feligresa, y después de haber sido recriminado poque días antes éste le había sorprendido robando el cepillo.

CON UNA BOTELLA ROTA

El aludido atacó al sacerdote con el cristal de una botella rota cortándole el cuello para, después, sacarle los ojos, tal y como da cuenta ‘El Universal‘.

El padre León, quien fue alcalde de Montería en el año de 1995, falleció casi al instante.

El loco de tueno se drigió luego al altar, donde grito «¡Soy Dios»!, momento en que varios feligreses cargaron contra él provistos de palos.

Le despojaron de su ropa y le propinaron una paliza que le dejó medio muerto. 

INTERVENCIÓN POLICIAL

Fue necesaria la intervención de la Policía para evitar que la comunidad tomara venganza por sus propias manos.

El hombre fue esposado por los uniformados que llegaron al lugar y fue necesario reforzar la seguridad en el populoso sector porque varias personas insistían en que lo soltaran para seguir golpeándolo.

El comandante de la Policía Metropolitna de Montería, coronel Jesús Díaz, indicó que se están adelantando las investigaciones correspondientes con el fin de establecer los móviles del crimen, aunque dijo que todo apunta a que se trató de un robo porque el sacerdote trató de impedir que el hombre cometiera el ilícito.

Al parecer, el religioso había llegado temporalmente a reemplazar al titular, quien se encontraba estos días en Bogotá.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído