Los terroristas apoyan al Estado Islámico... y no se cortan un pelo

El capitán que es decapitado por los salvajes de Abu Sayyaf

Secuestraron en mayo a tres rehenes filipinos, y pedían dinero para no pasarles a cuchillo

El capitán que es decapitado por los salvajes de Abu Sayyaf
Rodolfo Buligao PD

El grupo Abu Sayyaf, que ha apoyado públicamente al Estado Islámico (EI), había amenazado con la matanza… y la ha llevado a cabo en las últimas horas al no haberse cumplido sus exigencias.

Acaba de decapitar a tres rehenes filipinos que secuestró el mes pasado: un representante municipal, un guardacostas y un capitán barangay de Aliguay Island, centro turístico en la localidad de Dapitan, en la isla de Mindanao, donde fueron secuestrados el 4 de mayo de 2015.

En el espeluznante vídeo que acompaña a estas líneas, se puede ver cómo es asesinado Rodolfo Buligao, uno de los rehenes, mandatario del pequeño ‘barrio‘ filipino.

La demanda para el rescate se hizo a través de un vídeo en el que aparecen las víctimas rogando por sus vidas, de rodillas, con las manos atadas y los ojos vendados, y uno de los secuestradores con la cara cubierta y un machete.

La grabación no revelaba cuánto dinero pedían, pero la cifra rondaría los 100 millones de pesos (2,2 millones de dólares o 1,98 millones de euros).

EXCOMBATIENTES

Abu Sayyaf fue creado en 1991 por excombatientes de la guerra de Afganistán contra la antigua Unión Soviética y se le atribuyen algunos de los atentados más sangrientos de los últimos años en Filipinas, y numerosos secuestros con los que se financia.

El grupo, formado por unos 400 rebeldes, retiene desde febrero de 2012 al holandés Elwood Horn; y desde el 6 de abril último a la alcaldesa Gemma Adana, de la ciudad de Naga, entre otros rehenes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído