Cientos de ONG piden un nuevo tratado internacional contra las armas

La campaña «Armas Bajo Control», coalición de ONG de más de 100 países, entre ellas Amnistía Internacional y Oxfam Internacional, ha pedido a los gobiernos que elaboren un nuevo tratado internacional sobre el comercio de armas, después de que negociadores de 192 Estados hayan iniciado conversaciones sobre este asunto al amparo de la ONU.

Estas negociaciones tienen lugar cuatro años después de que la Asamblea General de la ONU acordara por mayoría trabajar por un Tratado sobre el Comercio de Armas para establecer reglas y normas internacionales con el fin de regular mejor el comercio.

La Asamblea General de la ONU ha asignado cuatro semanas (120 horas de tiempo real para negociar) para desarrollar el texto del nuevo instrumento internacional antes de la conferencia de negociación final de 2012.

«Armas Bajo Control» asegura que cada minuto muere una persona por la violencia armada y miles de personas más sufren heridas y abusos cada día por las armas, y apunta que 128 conflictos armados han causado la muerte de al menos 250.000 personas al año desde 1989.

Por ello, reclama a los gobiernos que dediquen recursos diplomáticos reales para redactar un tratado firme y eficaz para controlar el comercio de todas las armas convencionales, sus municiones y equipos.

La coalición de ONG afirma que actualmente no existe ninguna norma internacional exhaustiva y legalmente vinculante que regule el comercio de armas convencionales y las lagunas y huecos de los mecanismos de control nacionales permiten que las armas terminen en zonas de conflicto y en las manos de quienes cometen abusos graves contra los derechos humanos.

La inmensa mayoría de los gobiernos de África, América, Europa y Asia han votado en la Asamblea General de la ONU desde 2006 a favor del desarrollo del tratado.

El pasado mes de diciembre, los 192 Estados miembro de la ONU votaron a favor de iniciar negociaciones formales. Sin embargo, hay alrededor de 20 Estados que se vienen absteniendo en las votaciones de la ONU sobre el Tratado sobre el Comercio de Armas.

«No se debe permitir que una pequeña minoría de Estados, por poderosos que sean, obstaculice el progreso en Nueva York (Estados Unidos) en las próximas dos semanas. El mundo necesita con urgencia un Tratado sobre el Comercio de Armas a prueba de balas para salvar vidas, proteger medios de subsistencia y salvaguardar los derechos humanos», declaró Brian Wood, director de Amnistía Internacional para «Armas Bajo Control».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído