El vicepresidente venezolano hace un llamamiento a la paz con Colombia desde una región fronteriza

El vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua, afirmó este sábado que su país nunca prestará su territorio para atacar al pueblo colombiano e hizo un llamamiento a la paz entre ambas naciones en medio de la grave crisis bilateral.

«Venezuela jamás prestará a ninguna fuerza de la oligarquía o grupo irregular alguno para que nuestro territorio sea plataforma para atacar al pueblo colombiano», afirmó Jaua desde la zona fronteriza de Amazonas, en el sur del país, según recoge la agencia de noticias AVN.

Jaua asistió a una concentración de más de 5.000 personas en Puerto Ayacucho para respaldar la firme decisión del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de hacer respetar la soberanía nacional. Chávez rompió relaciones diplomáticas con el Gobierno colombiano saliente del presidente Alvaro Uribe tras presentar acusaciones contra Caracas sobre el apoyo venezolano a la guerrilla colombiana en la Organización de Estados Americanos (OEA).

«No vamos a llevar armas la frontera, ni a crear falsos positivos, como ha hecho el Gobierno de Uribe», dijo. «El Gobierno de Chávez busca el bienestar, el desarrollo de la vida y la paz para ambos pueblos. Ese es el objetivo de la revolución», aseveró.

Su viaje a la frontera, dijo, pretende «transmitirle al pueblo colombo-venezolano la decidida voluntad del Gobierno por trabajar por la paz en Colombia, que es la paz de la frontera y la paz de nuestra patria». «Tenemos la firme convicción de que se encuentre la paz a través del diálogo, como lo pide la mayoría de los gobiernos del mundo», afirmó.

Jaua lamentó «la terquedad y la soberanía de un gobierno (el de Uribe) que le da la espalda a la comunidad internacional, que le da la espalda a su pueblo y se niega a encontrar una salida pacífica». «Hablarle de paz al gobierno de Alvaro Uribe es como sacarle un cristo al demonio. Ellos no quieren la paz porque quieren seguir masacrando al pueblo», denunció.

El vicepresidente venezolano recordó las fosas comunes de La Macarena, donde más de 2.000 ciudadanos y líderes sociales colombianos fueron asesinados por el sólo hecho de vivir en una zona de conflicto militar, según dijo, y exhortó al pueblo a recuperar los espacios de poder y garantizar la victoria de los diputados revolucionarios en las elecciones parlamentarias venezolanas del 26 de septiembre. «Necesitamos gobernadores y diputados venezolanos, revolucionarios y patriotas», reiteró.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído