Se cumple una semana de la búsqueda de los españoles desaparecidos en México

Se cumple una semana de la búsqueda de los españoles desaparecidos en México
. EFE/Archivo

Después de siete días de búsqueda, las autoridades mexicanas de Protección Civil continúan tratando de localizar al último de los cuatro españoles desaparecidos en un accidente fluvial en San Luis Potosí, con casi nulas esperanzas de hallarlo con vida.

Fuentes diplomáticas españolas aseguraron hoy que las labores de rescate, que emplean a más de cien personas y cuentan con la ayuda de un helicóptero, seguirán por el momento.

Falta por encontrar a Francesc Espasa Nolet, ya que en días anteriores se hallaron los cuerpos de las hermanas Neus y Nuria Terradas Trías, y de su amiga Irene Carbo Xifre.

Las operaciones de rescate han llevado a los efectivos de Protección Civil a rastrear el cauce del río Tachanchín durante unos 80 kilómetros en una agotadora búsqueda en la que participan también soldados y voluntarios.

Ayer se divulgó la noticia de que se había hallado un cuerpo que podría corresponder al joven de 26 años desaparecido, en base a una información proporcionada a las autoridades por un pescador, pero finalmente no se confirmó.

Incluso los responsables de Protección Civil creyeron haberlo avistado desde el helicóptero con el que peinan la zona. La búsqueda se halla ahora en un punto fronterizo con el costero estado de Veracruz, territorio al que se extenderán las labores.

El cuerpo se busca ahora en el río Moctezuma, más grande y «más revuelto» que el Tanchachín, según las autoridades. A 50 kilómetros desemboca en el Golfo de México, pero se ve poco probable que el cadáver pueda alcanzar el Atlántico.

Protección Civil no ha dado por el momento una fecha límite para poner fin a las tareas de rescate. La embajada española «insistirá» a las instancias mexicanas para continuar con ellas hasta que se localice a Espasa.

Los cadáveres de las tres chicas fallecidas, severamente dañados por el agua y el paso de los días, fueron identificados por sus familiares, que se desplazaron a México el fin de semana y abandonaron ayer el país. Los féretros con sus cuerpos se encuentran ya en España.

Quienes también regresaron, el lunes, fueron los dos supervivientes, Aina Frau Pascual y Bernat Palau Tomas, que eludieron hacer declaraciones a la prensa a su llegada por respeto a la familia del chico que continúa desaparecido.

Por otra parte, un juez mexicano ha dictado auto de prisión contra los considerados responsables del accidente, el barquero que transportó y abandonó a los jóvenes en medio del río, y el guía que les aseguró que les llevaría por una ruta sin peligro.

Miguel Maldonado, el barquero, de 63 años de edad, está acusado del delito de homicidio por culpa, mientras que a Jaime Gómez, el guía, de 25 años, se le imputa el mismo delito en grado de coparticipación.

El guía abordó a tres de los jóvenes después de que estos hablaran con la oficina de turismo y los técnicos de ésta les desaconsejaran vivamente emprender viaje a la cascada de Tamul.

Sin embargo, el guía les aseguró que les llevaría por otra ruta que no entrañaba peligro, a pesar de la crecida del río que hizo que las autoridades prohibieran la navegación.

Las otras tres chicas españolas -cuyos cadáveres han sido hallados ya- formaban parte del grupo que se montó en la embarcación y al que el barquero abandonó antes de llegar a la orilla opuesta asustado por la fuerza del agua.

Los intentos de los jóvenes por agarrarse a alguna rama y detener su avance río abajo fueron infructuosos y la balsa volcó. Sólo Bernat Palau Tomas y Aina Frau Pascual lograron salvarse; el resto de sus compañeros fueron arrastrados por las aguas del Tachanchín.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído