Lugo habla de industrializar la soja y de integración tras dos años en el poder

Lugo habla de industrializar la soja y de integración tras dos años en el poder
. EFE/Archivo

El jefe de Estado de Paraguay, Fernando Lugo, conmemoró hoy el segundo año de su llegada al poder en una tribuna antiimperialista con sus homólogos de Bolivia, Evo Morales, y de Uruguay, José Mujica, como invitados, tras anunciar su disposición a industrializar la soja.

El presidente de Paraguay agradeció la presencia de ambos gobernantes en el IV Foro Social de las Américas, la versión latinoamericana del Foro Económico Mundial, cuya jornada de cierre fue un «acto de solidaridad con el proceso paraguayo», en alusión a su llegada a la Presidencia, el 15 de agosto de 2008.

«Este foro y los anteriores son el reflejo de los nuevos vientos que soplan en nuestro continente y de los profundos cambios que estamos viendo hoy», indicó el mandatario, quien apuntó que «no es solo trinchera de debate de paradigmas».

Añadió que el proceso de recuperación de la soberanía «es la única garantía de que el proceso de integración se va a desarrollar en beneficio de los pueblos y no sólo como se ha hecho antiguamente en beneficio de grupos privilegiados».

Lugo, a quien la semana anterior le detectaron un cáncer linfático, accedió a la Presidencia del país tras ganar los comicios del 20 de abril de 2008, poniendo fin a 61 años de hegemonía política de un partido único.

El mandatario de 59 años regresó este sábado de Brasil tras permanecer hospitalizado durante cuatro días en un hospital de la ciudad de Sao Paulo, donde se sometió a una serie de pruebas y realizó la primera sesión de quimioterapia contra un linfoma detectado en la ingle, el mediastino (tórax) y la tercera columna de las vértebras.

Antes del acto de cierre, Lugo afirmó en un mensaje al país que su Gobierno se dispone a industrializar la soja, cuya producción a escala es rechazada y resistida por los sectores de izquierda del Ejecutivo.

«El Paraguay es uno de los grandes productores de alimentos. En el ránking mundial ocupamos el privilegiado sitio de los mayores productores de soja, lo cual es un logro extraordinario», señaló.

El país suramericano es cuarto exportador mundial de soja, su principal fuente de ingreso de divisas, lo que explica que en el primer semestre de 2010 haya crecido por encima del 13 por ciento, según datos del sector.

La visita de Morales y Mujica también obedece a la conmemoración del 473 aniversario de fundación de Asunción, que entre otros actos incluye la presencia de Lugo en una fiesta popular en el barrio de la Chacarita, situado en el centro de la capital y colindante con el Palacio de Gobierno, donde los tres mandatarios se reunieron por la mañana.

En su discurso ante los activistas sociales en el cierre del foro, Morales suscribió las críticas que se han sucedido contra EE.UU. y el mundo occidental y señaló que esta clase de evento sirve para «reconocer a los elementos internos y externos de nuestros enemigos».

El mandatario boliviano destacó, además, que Bolivia «está mejor» luego de la nacionalización de los recursos naturales y que en la época de los Gobiernos neoliberales «siempre había déficit» en las arcas del Estado.

Exhortó, asimismo, a hacer un frente de lucha contra el capitalismo con un plan que contemple posiciones claras de los países de la región frente al calentamiento global, cuyas secuelas achaca a los países desarrollados.

«Los pueblos unidos y organizados somos mucho más fuertes que cualquier Estado», subrayó Morales, quien viajó a Asunción con un día de retraso en medio de unas protestas en Potosí, en el suroeste de Bolivia, que tiene paralizada a esa región.

A su turno, el presidente de Uruguay cuestionó el modelo económico impuesto por la «civilización occidental y agresiva que ha definido la forma de democracia que cree es la única posible en el mundo».

Mujica consideró, ante unas dos mil personas congregadas en un polideportivo de las afueras de Asunción, «que no hay un modelo, la lucha es por múltiples modelos porque hay múltiples pueblos (…), la verdadera lucha es aprender a convivir sin agredir a los demás».

El mandatario uruguayo cumplirá este lunes su segunda jornada de su primera visita de Estado a Paraguay.

Una encuesta publicada hoy por el diario asunceno La Nación indica que el 39,5 por ciento de los paraguayos califica de «regular» el Gobierno de Lugo, mientras que el 26,3 por ciento lo considera «bueno», el 4,8 «muy bueno» frente al 17,5 por ciento de «malo», el 10,5 de «muy malo» y el 1,4 que no sabe ni responde.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído