Cuba. El PSOE defiende su viaje a Cuba para contribuir a la apertura y medir «resistencias»

El PSOE defendió hoy el viaje a Cuba de su secretaria de Organización, Leire Pajín, y la responsable de Relaciones Internacionales, Elena Valenciano, con el objetivo de «ayudar» a la apertura de la isla y medir sobre el terreno las «resistencias» a esa evolución.

La propia Elena Valenciano argumentó que el objetivo de ese viaje es responder con un gesto positivo a lo que consideran una evidente «evolución en la situación política» de la isla, de la que España no puede quedar fuera.

Se trata de un viaje oficial de una delegación del PSOE con agenda acordada con el Partido Comunista de Cuba. Habrá entrevistas con los máximos responsables del Partido, y también con representantes de la Iglesia Católica en la isla, pero no con la disidencia.

Según explicó Valenciano, era necesario optar entre viajar con visado de turista para poder ver a la disidencia, o hacerlo como delegación oficial para entrevistarse con las autoridades cubanas, y en esta ocasión han optado por lo segundo porque buscan sobre todo «la eficacia» del viaje.

Subrayan que desde el PSOE hay contactos habituales con representantes de la disidencia tanto dentro como fuera de la isla, y reconocen que hay «resistencias» dentro del régimen a esa apertura, pero eso es algo que también quieren medir sobre el terreno.

Elena Valenciano subrayó que la liberación de presos políticos es lo más importante sucedido en la isla en el camino hacia la libertad y el respeto a los derechos humanos, y es en sí misma prueba de una evolución, aunque no se pueda aún determinar hasta dónde llegarán esos avances.

Por ello, a pesar de las críticas, aseguró que los socialistas están dispuestos a seguir defendiendo su objetivo de que la Unión Europea modifique su posición común y, como el resto de actores de la comunidad internacional, estudie la posibilidad de reestructurar su relación con la isla.

Seguirán trabajando también por la liberación de más presos políticos, al margen de las posiciones ideológicas que cada uno de ellos mantenga, incluso aunque sean contrarias y abiertamente críticas a las posiciones del PSOE.

Por ello, Valenciano comprende las críticas de algunos de esos presos liberados al Gobierno español, pero no la utilización que ve en el PP, cuya posición «numantina», asegura, no ha conseguido avances.

El estatuto jurídico de cada uno de esos presos liberados se está estudiando caso por caso, explican desde el PSOE, sobre la premisa de que reconocerlos como refugiados les impediría regresar a la isla.

Hay también contactos con otros países en los que algunos de ellos tienen familiares y donde han pedido desplazarse, tanto de la Unión Europea como de América Latina y también Estados Unidos, que podría aceptar alguno de ellos estudiando caso por caso los expedientes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído