RSF alerta de una «nueva campaña de estigmatización» en Colombia contra los periodistas opositores a Uribe

Reporteros Sin Fronteras (RSF) alertó este jueves del inicio en Colombia de una «nueva campaña de estigmatización» contra reconocidos periodistas opositores al Gobierno del ex presidente Alvaro Uribe, al cuestionar el proceso judicial que comenzó en Bogotá contra William Parra, reportero de la cadena Telesur, por sus supuestos nexos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Un juez de Bogotá dictó este lunes una orden de captura contra Parra, quien aparece mencionado en varios correos del ordenador del fallecido líder guerrillero Raúl Reyes. «Teniendo en cuenta los acontecimientos que siempre han opuesto al Gobierno colombiano y Telesur, así como su entorno, tenemos derecho a poner en tela de juicio una reactivación tan tardía del caso», señala RSF en un comunicado.

El periodista «está en el punto de mira de las autoridades colombianas desde el año 2006, cuando empezó a trabajar en Telesur, que dejó dos años más tarde», ha advertido la organización, que pidió a Bogotá respetar «todas las garantías jurídicas» de Parra durante el proceso.

La organización cree que el caso de Parra –exiliado en Venezuela– «marca una época dura para la prensa colombiana solamente un mes después de la investidura de Juan Manuel Santos», cercano a Uribe. Así, recordó casos «graves» que se han registrado en este tiempo como el asesinato del director de la revista ‘El Norte’, las amenazas contra un corresponsal de Teleantioquia y el sabotaje a una radio comunitaria.

Ante esta situación, RSF ha expresado su temor porque surja, «en un ambiente tan pesado, una nueva campaña de estigmatización contra los periodistas famosos por sus posturas y vigilados de cerca por la administración de Alvaro Uribe».

A través de un comunicado, Parra acusó este miércoles a la Unidad de Terrorismo de la Fiscalía de Colombia de haber «vulnerado de diversas maneras» su «derecho a la defensa», algo que fue «probado ante el Tribunal Superior de Bogotá, que se vio obligado a ordenar» a «respetar» los «derechos básicos» del periodista.

«Esta exigencia será llevada ante las instancias nacionales e internacionales correspondientes», advirtió el periodista, que fue jefe de prensa del ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998).

«Soy una persona decente, una persona inocente sobre la cual la perversidad no ha tenido camino distinto para atacarme, que el de utilizar pruebas ilícitas, pruebas ilegales y violaciones de toda índole a mis derechos fundamentales», expresó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído