Ex embajador de Venezuela en Naciones Unidas y ex ministro de Información de este país, Diego Arria Salicetti:

«En Venezuela hay siete etarras trabajando para Hugo Chávez»

Según declaró ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco

"En Venezuela hay siete etarras trabajando para Hugo Chávez"
Diego Arria Salicetti. EFE.

"Además del jefe de Seguridad del Instituto Nacional de Tierras (INTI), Arturo Cubillas, otros seis etarras trabajan para la Administración de Hugo Chávez"

El ex embajador de Venezuela en Naciones Unidas y ex ministro de Información de este país Diego Arria Salicetti ha declarado ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que, además del jefe de Seguridad del Instituto Nacional de Tierras (INTI), Arturo Cubillas, otros seis etarras trabajan para la Administración de Hugo Chávez.

Arria Salicetti, que ha declarado como testigo en la causa que investiga las supuestas relaciones entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y ETA, ha asegurado no tener datos sobre los supuestos entrenamientos en el manejo de explosivos que estos dos grupos habrían llevado a cabo en Venezuela, aunque ha aportado al magistrado informes de la inteligencia de este país que acreditarían las «vinculaciones» del Gobierno bolivariano con la organización terrorista vasca.

«Me han suministrado informaciones que triangulan una serie de vinculaciones entre el grupo de narcoterroristas de las FARC, personas vinculadas al régimen venezolano y algunas a la ETA», ha señalado el ex embajador venezolano antes de recalcar que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) «conoce perfectamente lo que ha venido ocurriendo en el país» en los últimos años.

En concreto, ha detallado que de los 34 etarras que el Gobierno español deportó a Venezuela en 1989 tras el fracaso de las conversaciones de Argel, siete tienen «cargos» en la Administración de Hugo Chávez y tres de ellos, entre los que se encuentra Cubillas, están contratados en el INTI, al que ha calificado como «verdugo oficial» de la política de «pillaje y expolio de la propiedad» que, según ha dicho, practica el Ejecutivo bolivariano.

Según sus datos, las expropiaciones, que «siempre se hacen con cuerpos de asalto del Ejército y de la Guardia Nacional venezolana», han perjudicado a «más de 300 pequeños y medianos agricultores españoles».

De igual modo, ha subrayado que los etarras que viven en Venezuela «están perfectamente integrados en la sociedad venezolana», en especial Cubillas y su mujer, Goizeder Odriozola, que es jefa de Gabinete del vicepresidente de la República, Elías Jaua.

Tras poner de manifiesto que dos «agentes prominentes de ETA y las FARC», en referencia a Cubillas y el miembro de la guerrilla Rodrigo Granda, han sido nacionalizados por el Gobierno de Chávez, lo que impide su extradición a sus países de origen, Arria ha indicado que la unidad de «seguimiento y vigilancia» del grupo de etarras residentes en Venezuela fue «desmantelado» tras la llegada al poder de Chávez.

De igual modo, ha destacado que Colombia es el país que tiene la «llave» para informar sobre las relaciones entre ETA y las FARC, ya que cuenta con la información que se incautó en los ordenadores del ex número dos de la organización colombiana, Luis Edgar Devia Silva, ‘Raúl Reyes’.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído