Al cumplirse el primer aniversario de la muerte del opositor Orlando Zapata Tamayo, quien falleció tras pasar 85 días en huelga de hambre

EE.UU. pide la libertad inmediata de disidentes en Cuba

Obama recordó en el comunicado de ayer que desde su llegada a la Casa Blanca ha "tendido puentes con La Habana"

EE.UU. pide la libertad inmediata de disidentes en Cuba
Barack Obama. EFE

"Hoy me uno al pueblo cubano para marcar este aniversario reclamando de nuevo la puesta en libertad inmediata e incondicional de todos los presos políticos en Cuba"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió ayer la puesta en libertad inmediata de disidentes presos en Cuba al cumplirse el primer aniversario de la muerte del opositor Orlando Zapata Tamayo, quien falleció tras pasar 85 días en huelga de hambre.

Obama, en un comunicado difundido por la Casa Blanca, expresó: «Hoy me uno al pueblo cubano para marcar este aniversario reclamando de nuevo la puesta en libertad inmediata e incondicional de todos los presos políticos en Cuba».

En sus palabras, la muerte de Zapata «galvanizó la atención mundial hacia el maltrato de aquellos tratados injustamente por las autoridades cubanas por alzarse valientemente en defensa de los derechos del pueblo cubano».

También este miércoles la disidencia cubana denunció varias decenas de detenciones y lo que calificó de «ambiente represivo» durante la conmemoración de la muerte de Zapata Tamayo, un albañil que se ha convertido en símbolo de la disidencia y al que el gobierno calificó de «delincuente común».

La madre de Zapata Tamayo, Reina Luisa Tamayo, dijo que la familia pudo acudir al cementerio de Banes, en la provincia de Holguín, donde está enterrado su hijo, sin que ocurrieran incidentes pese a que -de acuerdo con ella- la localidad se encuentra bajo una fuerte vigilancia policial.

En La Habana, agencias de noticias reportan denuncias de la disidencia sobre «controles de seguridad» en torno a lugares como la casa de Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, movimiento que agrupa a familiares de presos, y fuentes electrónicas como Neo Club Press se refieren a operativos en otras ciudades, entre ellas Camagüey, en el este de la Isla.
«Calumnias»

Aunque no ha habido una reacción por parte de La Habana al reclamo de Obama, Cuba ha negado acusaciones como la que hiciera Reina Luisa Tamayo en una entrevista telefónica con BBC Mundo de que su hijo fue asesinado y su muerte, «premeditada».

En una de sus «Reflexiones», en la que se refirió al tema, el ex presidente cubano Fidel Castro aseguró: «En nuestro país jamás se torturó a nadie, jamás se ordenó el asesinato de un adversario, jamás se mintió al pueblo», e hizo referencia a «las viles calumnias que desde hace medio siglo se usan contra Cuba».

En otra ocasión, el presidente, Raúl Castro, lamentó la muerte de Zapata y lo incluyó entre las víctimas del enfrentamiento entre Cuba y los Estados Unidos.

Sobre ese enfrentamiento, Obama recordó en el comunicado de este miércoles que desde su llegada a la Casa Blanca ha «tendido puentes con La Habana».

Su gobierno ha relajado las restricciones de viaje y el envío de remesas para los cubano-estadounidenses y para las visitas de carácter religioso o académico.

La Habana, que califica a los disidentes de «mercenarios» al servicio de Washington, ha emprendido un proceso de liberaciones de presos políticos con la mediación de la Iglesia Católica y el apoyo del ejecutivo de España.

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído