Al menos 16 damas de blanco y de apoyo detenidas en La Habana y Matanzas cuando se dirigían a misa

Al menos 16 damas de blanco y de apoyo –mujeres y familiares de presos políticos cubanos– han sido detenidas este domingo en las provincias de La Habana y Matanzas, ubicadas en el noroeste de Cuba, mientras marchaban hacia distintas iglesias para asistir a misa, según ha informado a Europa Press la líder del grupo, Laura Pollán.

Las detenciones han comenzado el domingo por la mañana en el municipio de Colón, donde agentes de la seguridad del Estado han arrestado a Pollán y a otras seis mujeres cuando se dirigían a misa. Las activistas se han resistido y los agentes han tenido que forcejear con ellas para introducirlas en los coches patrulla.

«Nos han dicho que no teníamos que ir allí, pero nos hemos resistido. Yo me he tirado al suelo en protesta y ellos han tirado de mí para que me levantase. Creo que me han lastimado porque me duele mucho el hombro derecho», ha dicho Pollán, en una conversación telefónica.

Al parecer, entre los agentes que han presenciado la detención se encontraba Ernesto Samper, uno de los responsables de seguridad de La Habana, quien ha trasladado a la líder de las Damas de Blanco hasta la capital cubana, donde reside. «Me ha extrañado que estuviera en Matanzas», ha apuntado la mujer.

De forma paralela, las fuerzas de seguridad cubanas han arrestado en incidentes similares a otras nueve mujeres pertenecientes a esta organización, a seis en el municipio de Cárdenas, ubicado también en Matanzas, y a tres en la capital.

Hasta el momento, solo Pollán y otras dos mujeres han sido puestas en libertad sin cargos, como es habitual tras este tipo de redadas. «Solo son detenciones por horas, así que esperamos que las demás sean liberadas en la mañana del lunes», ha explicado.

REPRESION DE LAS MANIFESTACIONES

Las Damas de Blanco protagonizan una marcha pacífica todos los domingos para exigir la liberación de los presos políticos. Con frecuencia, agentes de seguridad interrumpen estas manifestaciones y realizan detenciones, que apenas suelen prolongarse un día.

Precisamente, la semana pasada, las Damas de Blanco solicitaron a representantes de la Iglesia Católica en Cuba que medien con el Gobierno para que cese la represión de las marchas que ellas y otros activistas de Derechos Humanos protagonizan por todo el país.

Pollán y su compañera Berta Soler plantearon esta solicitud a representantes del arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, quien no pudo atenderlas personalmente. Aunque todavía no han recibido respuesta, confían en que acepte su propuesta e inicie las gestiones con el Gobierno.

Si el Gobierno accede a reunirse con la Iglesia Católica, sería la segunda vez que Ortega hace de mediador para la oposición. En julio del año pasado obtuvo el compromiso de las autoridades cubanas de excarcelar a los presos de la ‘Primavera Negra’ de 2003, que a lo largo de los meses siguientes fueron puestos en libertad junto a otros presos, sumando un total de 115.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído