"PARA QUE PUEDAN VIVIR SIN MIEDO A LA VIOLENCIA Y A LA DISCRIMINACIÓN"

Merkel abre en Berlín un centro para refugiados gays, lesbianas y transexuales

No existe ninguna estadística nacional en Alemania sobre los delitos y crímenes, cometidos contra las minorías sexuales en los centros de acogida de inmigrantes

Merkel abre en Berlín un centro para refugiados gays, lesbianas y transexuales
Refugiados gay PD

Un centro de acogida destinado a refugiados homosexuales, el segundo en Alemania, abrirá sus puertas este martes 23 de febrero de 2016 en Berlín para hospedar a más de 120 personas, han indicado los responsables de la asociación que puso en marcha este proyecto.

La estructura está ubicada en un inmueble de cuatro plantas en el este berlinés, donde 29 apartamentos acogerán a 122 refugiados -gays, lesbianas y transexuales-, ha indicado durante una conferencia de prensa Marcel de Groot, quien dirige Schwulenberatung, una asociación de consejo destinada a los homosexuales.

Una estructura comparable, con capacidad para ocho personas, fue abierta el 1 de febrero en Nuremberg, siendo la primera de este tipo en Alemania.

Muchos demandantes de asilo homosexuales provienen de países en los que su orientación sexual «es considerada un crimen», recordó De Groot.

«Y, una vez en Alemania, alojados en los centros para migrantes, continúan siendo víctimas de violencia, verbal o física, amenazas de discriminación de parte de otros refugiados e, inclusive, a veces, de parte del personal de seguridad»

deploró.

«Hay testimonios de violencia (contra los homosexuales) en el centro de acogida de Berlín», donde, al igual que en otros centros de albergue del país, la sobrepoblación impide cualquier intimidad añadió, insistiendo sobre «la necesidad absoluta» de un centro de estas características, para que

«las personas puedan vivir sin miedo a la violencia y a la discriminación».

Miedo a las consecuencias

Muchos homosexuales candidatos al asilo no presentan denuncias a la policía por temor a que «ello tenga una influencia negativa sobre su expediente de asilo», explica Stephan Jäkel, uno de los animadores de este proyecto en la asociación.

«Algunos son ‘solamente’ insultados», otros reciben escupitajos o «son amenazados, hay todo tipo de ejemplos. El miedo es insoportable, lo sé, yo conocí esto», señala Mahmud Hasino, periodista sirio y activista gay, quien huyó de su país en 2014 y trabaja en Schwulenberatung.

Según la asociación gay y lesbiana de Berlín-Brandenburgo (LSVD), entre agosto y diciembre de 2015, 95 personas se acercaron para señalar casos de agresiones, solamente en estos dos Länder (estados federales).

No existe ninguna estadística nacional en Alemania sobre los delitos y crímenes cometidos contra las minorías sexuales en los centros de acogida de inmigrantes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído