PEDIR QUE SE AUTORICE EL REFERÉNDUM REVOCATORIO CUESTA CARO

Así descalabran las hordas chavistas a los diputados opositores en Venezuela: ¡con tubos de hierro!

Al portavoz del grupo parlamentario, Julio Borges, lo dejaron empapado en sangre

Así descalabran las hordas chavistas a los diputados opositores en Venezuela: ¡con tubos de hierro!
Agresión a Julio Borges PD

Varios diputados de la oposición de Venezuela, entre ellos el portavoz del grupo parlamentario, Julio Borges, han sido agredidos este jueves 9 de junio de 2016 ante la sede del Poder Electoral en Caracas cuando participaban en una protesta para reclamar que se autorice el referéndum revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro. Les han dado con todo: tubos de hierro, puñetazos, mordiscos y patadas.

Borges ha recibido varios golpes en el rostro por parte de presuntos partidarios del chavismo cuando encabeza la concentración convocada frente a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), la institución que debe revisar las firmas presentadas por la oposición y permitir así que el trámite para la celebración del revocatorio siga su curso.

Según la oposición, el CNE ya habría validado más de 1,34 millones de firmas de los 1,8 millones presentadas por la oposición para demandar el referéndum, aunque en esta etapa solo son necesariias 195.321 rúbricas.

Sin embargo, el Poder Electoral no ha confirmado oficilamente que haya certificado las firmas, lo que impide seguir adelante con el proceso y comenzar a recabar las casi cuatro millones, el 20% del censo electoral, que se requieren para la convocatoria definitiva.

La agresión le dejó a Borges una herida abierta en el rostro, mientras que varios otros de los más de 60 parlamentarios que estaban en el lugar han sufrido acciones similares sin que se conozca hasta el momento la magnitud de las agresiones.

Puñetazos contra los opositores

La violencia se ha desatado cuando los diputados y seguidores de la oposición han intentado superar la barricada de efectivos de la Policía y la Guardia Nacional que custodiaba el CNE.

Los militares han desalojado por la fuerza a los diputados que, tras quedar en la mitad de calle, han sido agredidos a puñetazos y con objetos contundentes por supuestos partidarios del Gobierno, que se han abalanzado contra el grupo opositor.

Los diputados exigían al CNE una respuesta formal sobre el proceso de validación y verificación de las firmas con las que iniciaron hace más de un mes la solicitud del referendo revocatorio.

«Vamos a seguir presionando hasta que se dé esa verificación y logremos el derecho que tienen todos los venezolanos a tener la validación de sus firmas, a tener el voto, y a decidir»,

había declarado a los medios Borges poco antes de la agresión. 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído