El presidente de los EEUU celebró la recuperación de la ciudad iraquí, bastión del extremismo islámico

Trump felicita a Irak por la liberación de Mosul: «Los días del ISIS están contados»

El comandante de la misión militar norteamericana, el teniente general Stephen Townsend, habló de "hito crucial" por la "histórica victoria contra un enemigo brutal y malvado"

Trump felicita a Irak por la liberación de Mosul: "Los días del ISIS están contados"
Donald Trump (EEUU). WH

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió la «victoria» de las fuerzas iraquíes sobre el grupo yihadista Estado Islámico en la ciudad norteña de Mosul.

«La victoria en Mosul» demuestra que «los días del Estado Islámico en Irak y Siria están contados», dijo Trump en un comunicado, felicitando al primer ministro de Irak, Haider al-Abadi.

Más temprano, el comandante de la misión militar estadounidense contra ISIS, el teniente general Stephen Townsend, confirmó en un comunicado la liberación de Mosul, anunciada hoy por el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, y felicitó a ese líder por su «histórica victoria contra un enemigo brutal y malvado».

«No se equivoquen, esta victoria por sí sola no elimina a ISIS y hay todavía una dura lucha por delante. Pero la pérdida de una de sus capitales gemelas y una joya de su llamado califato es un golpe decisivo», afirmó Townsend, que coordina el aspecto militar de la coalición internacional liderada por EEUU contra los yihadistas.

La otra «joya» es Al Raqa, en el noreste de Irak, que también es objeto de una ofensiva aliada encabezada por los kurdos.

En su comunicado, la coalición confirmó que las fuerzas de seguridad iraquíes ya «tienen Mosul firmemente bajo su control», aunque «aún hay áreas del casco antiguo que deben ser limpiadas de explosivos y de posibles combatientes del Estados Islámico escondidos».

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, también felicitó a Al Abadi por la conquista de la importante ciudad, que definió como un «hito crucial en la lucha global contra el Estados Islámico», y expresó sus condolencias por las «muchas vidas perdidas en la operación».

«Durante su brutal ocupación de Mosul, el grupo yihadista aterrorizó y asesinó brutalmente a miles de civiles, usó mezquitas, escuelas y hospitales como instalaciones para construir bombas y posiciones de combate, y recientemente, previendo su derrota, destruyó la histórica mezquita de al-Nuri y el minarete de al-Hadba», recordó Tillerson.

«Bajo el liderazgo iraquí, Estados Unidos y nuestros socios en la coalición seguirán trabajando de cerca con la ONU para estabilizar las áreas liberadas en todo Mosul, y apoyar el retorno de los civiles desplazados a sus casas», agregó en un comunicado.

El jefe de la diplomacia estadounidense advirtió que aún queda «mucho trabajo por hacer para derrotar» al ISIS, pero prometió que Washington se esforzará en vencerlo en todo el resto de Irak.

Townsend, por su parte, destacó que Mosul «habría sido una lucha complicada para cualquier Ejército, y la coalición está orgullosa» de sus aliados iraquíes por «esta victoria en la que tanto se han esforzado, una victoria que ha costado las vidas a muchos iraquíes».

La ofensiva para expulsar al grupo extremista de Mosul y de toda la provincia de Nínive, de la cual es capital, comenzó en octubre de 2016 y ha durado casi nueve meses, en una batalla donde no se ha ofrecido la cifra de víctimas en las filas de las fuerzas iraquíes.

Asimismo, la ONU calcula que la crisis en Mosul ha superado ya las peores previsiones humanitarias, con más de 900.000 desplazados y casi dos millones de personas que han recibido ayuda de emergencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído