Dictadura en Venezuela

Nicolás Maduro se aferra a la brujería para permanecer en el poder

El dictador venezolano aparece junto a la imagen de la "India Angostura".

Nicolás Maduro se aferra a la brujería para permanecer en el poder
Nicolás Maduro y brujería

Aunque usted no lo crea este es el puesto general del comando estratégico operacional de la Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, desde donde Nicolás Maduro anunció la «Operación Cívico-Militar Bicentenario de Angostura 2019«. (Militares venezolanos desde Perú desconocieron al dictador Nocolás Maduro)

Un aceitunado Maduro se presentó junto al estado mayor superior de las FANB en lo que parecía ser una cómoda oficina camuflada… por dentro. (La enrabietada Susana Díaz creyó que Andalucía era Venezuela y se marcó un indigno ‘Nicolás Maduro’)

A su derecha se sentó Delcy Eloína, vistiendo un rosa fluorescente (que combinaba con el forro de su teléfono) bajo una chaqueta aceitunada para darle un aire militar y, entre ellos, un muy llamativo pisapapel de lo que será una nueva imagen de culto, a saber, el monumento a la «India Angostura».

Rodeada de lingotes de oro del Banco Central de Venezuela, una incomprable piña y lo que parece ser un sapo; otra pechugona india aparece sentada en el pisapapel. A pesar de preguntarle a medio mundo, nadie ha dado con el significado de tan folclórica imagen, por lo que la misma es un misterio.

Más allá de eso, llama poderosamente la atención los detalles del resto del teatro in-operacional de Maduro. Una impeorable cartelera que dista muchísimo de la de los colegios y liceos, sin profesores, de Venezuela.


Los logos de las Fuerzas Armadas, fotos de aviones F16, cuadros con el número de embarcaciones y tropas impresos en papel de reciclaje, recortados con tijeras punta Roma y pegados con tachuelas en la inmensa pared de corcho flanquean un mapa de Venezuela aguantado con celo. Acá podrás ver esta cartelera en alta resolución.

El resto te lo comentábamos al principio. Una oficina en Fuerte Tiuna camuflada por dentro, pero con aire acondicionado, los muebles roídos y militares anotando con kilométricos las órdenes de la aceituna mayor. Un Ceballos Ichaso distraído viendo a la lejanía, un Padrino López reconsiderando dar la vida por Maduro destacan más allá de lo que se haya dicho en el absurdo teatro militar de Nicolás.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído