Los delincuentes se quedaron de piedra al ver las pistolas

Dos marroquíes intentan atracar a dos policías de paisano

Los asaltaron cuando su coche se paró en un semáforo de La Coruña

Dos marroquíes intentan atracar a dos policías de paisano
El ladrón.

Z.B, que va de audaz, aferró por el el cuello al agente conductor y navaja en mano le exigió que le diera todo el dinero que llevara encima

No son más tontos porque no se entrenan. Y vista deben de tener muy poca los facinerosos, porque eligieron como víctimas a las más inadecuadas. Su única excusa es que todo ocurrido de madrugada y debieron pensar que los del coche volvían de una juerga.

Dos ladrones de nacionalidad marroquí y en situación irregular en España fueron detenidos el pasado lunes por una pareja de agentes del Cuerpo Nacional de Policía que patrullaba de paisano y a la que intentaron atracar.

Los hechos ocurrieron en la plaza de Orense de la capital coruñesa y cuando todavía estaba muy oscuro porque eran apenas las 05.30 horas.

Los policías circulaban en un vehículo camuflado y se detuvieron en un cruce semafórico. En ese momento, R.M. y Z.B., ambos de 18 años, se acercaron al vehículo, cada uno por un lado.

Z.B, que va de audaz, aferró por el el cuello al agente conductor y navaja en mano le exigió que le diera todo el dinero que llevara encima.

Estaban los marroquíes en esas, cuando notaron que sus «víctimas» -en lugar de acoquinarse- tiraban de pistola y salían del coche, al grito de:

«¡Alto cabrones! ¡Somos la policía!»

Los atracadores comenzaron a correr pero con tan mala suerte que fueron a darse de bruces con los ocupantes de un segundo coche, este de la Policía Local, que venía detrás.

Por lo mismo, los municipales llevan tiempo vigilando a los marroquíes, a los que habían visto destrozando mobiliario urbano en la zona de la calle Juan Canalejo y amenazando con botellas rotas a porteros de algunos establecimientos.

R.M. carece de antecedentes delictivos, mientras que su compañero Z.B. estaba huido de un centro de menores. Ambos dicen tener 18 años, pero todo indica que son ya bastante mayorictos, por lo que pueden pasar una buena temporada en prisión.

 

ROBA EL COCHE DE LA GUARDIA CIVIL

En Degaña, un municipio del suroccidente de Asturias, la cosa todavía ha sido más chusca.

Allí, la Guardia Civil sigue buscando a un hombre despeñado tras robar un coche de la Benemérita.

Los agentes habían comenzado a perseguir al individuo por el robo de un quad. El tipo se echó al monte, donde abandonó el quad.

Los agentes fueron tras él a pie, momento que aprovechó el ladrón para robarles el coche y huir de nuevo.

Con tan mala suerte, que se precipitó por un barranco. El coche de la Guardia Civil está para el desguace y del paisano aún no se sabe nada.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído