"La ruta contra el racismo y la represión" denunció en rueda de prensa

Acusan a la Policía de detener a dos «sin papeles» para que no acudan a juicio

Dos ciudadanos paraguayos habían demandado a empresario por explotación laboral

El colectivo "La ruta contra el racismo y la represión" ha asegurado que el procedimiento de expulsión contra estos dos trabajadores se ha tramitado en un tiempo "récord", que ambos han recibido un "trato racista"

Colectivos sociales de Asturias y Cantabria han acusado hoy a la Policía de «perseguir» a dos inmigrantes irregulares que habían denunciado ante los Juzgados de lo Social al empresario para el que supuestamente trabajaban «para dificultarles e incluso impedirles su comparecencia» en el juicio.

En una comparecencia de prensa celebrada frente a la sede de los Juzgados de lo Social en Santander, el portavoz del colectivo «La ruta contra el racismo y la represión», Eduardo Romero, ha denunciado que la Policía abrió expedientes de expulsión contra los ciudadanos paraguayos, Luis Egaña, de 23 años, y Claudio Maturana, de 27, «minutos antes» de que se celebrara el juicio contra el empresario al que habían demandado por explotación laboral.

En ese juicio, que tuvo lugar el 1 de octubre, Claudio Maturana pretendía que se reconociera que había trabajado con contrato verbal para la empresa de montaje de escenarios Escenasant SL desde abril de 2008 y que fue despedido de forma improcedente, según la sentencia dictada por el Juzgado Social de refuerzo número 1 de Santander, a la que ha tenido acceso Efe.

El fallo fue favorable al empresario, porque la juez entendió que Claudio Maturana no había aportado pruebas que demuestren su relación laboral con Escensant, «con un mínimo de objetividad que no admita realizar conjeturas».

Eduardo Romero ha explicado hoy que, antes de entrar en ese juicio, la Policía requisó el pasaporte a Maturana y Egaña, que le acompañaba como testigo, por encontrarse en situación irregular en España (carecen de permiso de residencia y trabajo).

Ha añadido que la Policía pretendió llevarse ambos detenidos en ese mismo momento para iniciar los trámites de expulsión y que sólo la labor de la letrada que les representaba en ese pleito laboral permitió que pudieran comparecer ante la juez.

Según su versión de los hechos, a la salida del juicio, Egaña y a Maturana fueron arrestados y permanecieron ocho horas en Comisaría.

Estos dos inmigrantes paraguayos han comparecido hoy de nuevo ante los Juzgados de lo Social, en este caso para asistir a un juicio en el que Egaña reclama una cantidad en concepto de salario a Escenasant, con Maturana como testigo de la demanda.

El colectivo «La ruta contra el racismo y la represión» ha asegurado que el procedimiento de expulsión contra estos dos trabajadores se ha tramitado en un tiempo «récord», que ambos han recibido un «trato racista» y que la actuación de la Policía ha «dificultado su derecho fundamental a la tutela judicial efectiva».

Luis Egaña ha explicado a los periodistas que lleva tres años viviendo en España y que se ha sentido «indignado» por lo ocurrido cuando acudió a los Jugados de lo Social de Santander.

En un comunicado, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha negado que haya discriminado a ningún ciudadano extranjero en el control de acceso a los Juzgados de Santander, donde se exige la identificación a toda aquella persona que entra en las dependencias.

El Tribunal Superior subraya que el juicio se desarrolló con normalidad y que la sentencia dictada «está revestida de la independencia que se le supone a todas las resoluciones judiciales», por lo que, añade, «no cabe inferir que la situación irregular de estas personas haya interferido en el fallo».

 

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído