Prueba de DN confirma que no secuestró ni violó a un niño

Purgó 35 años de prisión por un «error»

James Bain, de 54 años, tenía 19 cuando le condenaron a cadena perpetua

Purgó 35 años de prisión por un "error"
James Bain.

James Bain, de 54 años, tenía 19 cuando le condenaron a cadena perpetua por secuestro, robo en una casa y violación. Un juez de un tribunal de Bartow (Florida) le dijo hoy: "Señor Bain, es usted un hombre libre"

Un hombre fue puesto en libertad este jueves en Florida (Estados Unidos) tras pasar 35 años en prisión, al haber quedado demostrado mediante una prueba de ADN que no fue él quien secuestró y violó a un niño de nueve años en 1974.

James Bain, de 54 años, tenía 19 cuando le condenaron a cadena perpetua por secuestro, robo en una casa y violación. Un juez de un tribunal de Bartow (Florida) le dijo hoy: «Señor Bain, es usted un hombre libre».

El tribunal ha aceptado que Bain comience a disfrutar de su libertad mientras se finalizan los últimos detalles de la investigación. Dentro de unos días, probablemente antes de que finalice 2009, se celebrará otra vista en la que se anulará formalmente la condena.

Su madre, Sarah Reed, que ha tenido que ser ingresada en un hospital en varias ocasiones estos últimos años, dijo que le resulta «difícil de creer» que su hijo haya sido exculpado por fin. «Sólo era un niño cuando entró» en la cárcel, declaró a la cadena CNN. «He estado intentando aguantar. Me han pasado cosas malas y temía no poder estar aquí cuando saliese», afirmó.
El que más tiempo pasó en la cárcel

De las 245 personas que han sido exculpadas en Estados Unidos gracias a las pruebas de ADN, Bain es el que más tiempo ha pasado entre rejas, según Innocence Project (Proyecto Inocencia), una ONG estadounidense que trabaja para conseguir que la Justicia exculpe mediante este tipo de pruebas a las personas erróneamente condenadas.

Bain fue condenado en 1974 por llevarse a un niño de nueve años de la cama de su casa, en Lake Wales (Florida), y violarlo. Según la investigación policial, la víctima dijo a la Policía que cuando se despertó, un hombre le estaba arrastrando por un campo de baseball, donde luego se cometió la violación.

El niño explicó a la Policía que el agresor tenía patillas espesas y bigote y, tras ver cinco fotografías de posibles sospechosos, señaló la de Bain. Sin embargo, la hermana gemela de Bain, Jannie Jones, aseguró a la Policía que su hermano estaba con ella en casa viendo una serie de televisión cuando el niño fue agredido. La víctima, que ahora tiene 44 años y sigue viviendo en Florida, sabe que Bain ha sido exculpado, según varias fuentes.

Melissa Montle, una abogada de Innocence Project que llamó a Bain a la cárcel para darle la noticia de su liberación, declaró que «hace más de 35 años se produjo una terrible injusticia que nadie puede arreglar ahora». «Se le arrebató su vida y no puede recuperarla. Al menos ahora tiene la oportunidad de empezar de nuevo», añadió.

En 2001 se aprobó una ley en Florida que permite la reapertura de casos ya cerrados para realizar pruebas de ADN. En cuatro ocasiones, Bain presentó en vano mociones escritas a mano para solicitar esas pruebas. La quinta vez que lo hizo logró su objetivo porque un tribunal de apelaciones determinó que tenía derecho a una vista.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído